Salvan la vida de un joven en Zaragoza a punto de suicidarse en una farola

El joven de 35 años se encontraba en una farola donde pretendía quitarse la vida y la rápida intervención policial lo evitó 
cochepolicianacional
photo_camera La colaboración ciudadana y la intervención de los agentes evitó la muerte del joven

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón salvaron a un hombre de 35 años que tenía una única intención, quitarse la vida. En la mañana del 1 de mayo, dos agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica se encontraron con una situación desesperada que requería su rápida intervención. Mientras se dirigían a realizar una inspección ocular en un establecimiento, fueron alertados por dos ciudadanos preocupados ya que un hombre estaba colgado de una farola.

Rápidamente los policías acudieron a ese punto donde se encontraron a un joven de puntillas junto a la farola. Estaba inmóvil, con un cable de alambre que salía de su cuello, sujeto a la farola por encima de su cabeza. El hombre apenas respiraba y cada segundo contaba.

Uno de los agentes lo sujetó de las piernas y lo elevó. Su compañera y varios viandantes que se congregaban alrededor lograron cortar el cable y bajar al hombre al suelo. Colocándolo en posición lateral de seguridad, observaron cómo comenzaba a respirar con normalidad. Sin embargo, el peligro aún no había pasado.

La ambulancia llegó a tiempo y trasladó al hombre al Hospital Miguel Servet. Aunque había sobrevivido, las consecuencias de su intento de suicidio eran evidentes. La rápida intervención de los agentes había marcado la diferencia entre la vida y la muerte.

IDENTIFICAR LA DEPRESIÓN Y BUSCAR AYUDA

La Policía Nacional recuerda que en nuestra vida cotidiana, a menudo nos cruzamos con personas que luchan en silencio contra la depresión. La depresión es una enfermedad mental que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se manifiesta de diversas formas, como tristeza persistente, pérdida de interés en actividades cotidianas, cambios en el apetito y el sueño, y sentimientos de desesperanza. A menudo, quienes la sufren se sienten atrapados en una espiral de oscuridad y soledad.

Es muy importante identificar esta enfermedad y en caso de encontrarnos ante una persona con estos síntomas poder ofrecerles ayuda o una serie de recursos como los teléfonos de emergencias; derivarlos a un especialista de la salud; el teléfono de la esperanza o diferentes asociaciones, entre otras.