Salvan la vida de un detenido que sangraba por cabeza y boca tras desvanecerse en el calabozo

El detenido era un hombre de 42 años al que la rápida intervención de los agentes logró salvar su vida 
policianacionaldetenido
photo_camera La rápida intervención de los agentes y de emergencias salvó la vida al hombre

Tres agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón salvaron a primera hora de la mañana del pasado martes 14 de mayo la vida de un hombre de 42 años al que custodiaban en los calabazos de la Comisaría de Delicias. Se desvaneció, golpeándose contra el suelo y sangraba abundantemente por la cabeza y boca.

Poco después de las 9.00 horas, uno de los detenidos que en ese momento se encontraba custodiado a la espera de ser conducido al Juzgado de Guardia se desvaneció en el interior de una de las celdas del calabozo de la Comisaría de Delicias. De inmediato y al escuchar el fuerte golpe, los tres agentes que prestaban servicio de seguridad y custodia auxiliaron al varón, el cual se encontraba tumbado en el suelo, sangrando abundantemente por la cabeza y por la boca y sin respiración.

Los policías iniciaron técnicas de primeros auxilios, ya que el parecer el hombre se estaba ahogando con su propia sangre y se agudizaban las convulsiones, logrando finalmente liberar sus vías respiratorias, recuperando la consciencia instantes después.

Desde la propia Comisaría y de forma simultánea se había dado aviso a los servicios de emergencias, personándose minutos después un recurso sanitario, quienes tras una primera exploración, trasladaron al lesionado hasta un centro hospitalario.

Tras recuperarse de sus heridas, el detenido quedó en libertad.