Rescatan de madrugada a cinco personas atrapadas en un barranco en Lecina

La Guardia Civil realizó este fin de semana cuatro actuaciones de este tipo en la provincia de Huesca
El caudal del río Vero dificultó la actuación
photo_camera El caudal del río Vero dificultó la actuación

Un grupo de cinco personas han tenido que ser rescatadas de madrugada a la salida del barranco Basender, en Lecina (Huesca). Según ha informado la Guardia Civil, todos ellos eran vecinos de la capital altoaragonesa. Más concretamente, tres mujeres de 48, 37 y 10 años, respectivamente, y dos hombres de 49 y 39. Presentaban síntomas leves de hipotermia y no portaban ropa adecuada para pasar la noche a la intemperie. La actuación tuvo lugar hacia las 5.00 horas de la madrugada del sábado a este domingo mediante efectivos del Greim de Huesca.

El aviso se recibió antes, hacia las 21.30 horas, pero el caudal del río Vero provocó que se tuvieran que extremar precauciones, lo que retrasó el rescate. Tras aplicar esas medidas de seguridad, se auxilió a los barranquistas hasta el parking donde se encontraba su vehículo particular.

También este domingo, pero hacia el mediodía, una persona tuvo que ser auxiliada en helicóptero después de sufrir una luxación de rodilla en las inmediaciones de la cabaña de Literola, cuando descendía del Ibonet de Literola (Benasque). Tras sobrevolar la zona y localizarla, se la evacuó hasta la localidad benasquesa, donde fue valorada por un médico del 061. La accidentada, una mujer de 50 años y natural de Barcelona, abandonó el lugar por decisión propia junto a sus acompañantes.

El sábado tuvieron lugar otros dos rescates, uno de ellos de nuevo en Benasque. Una senderista de 41 años y procedente de Barcelona se quedó atrapada en la senda entre el embalse de Llauset y el refugio. Esto obligó a su evacuación y traslado en helicóptero. El aviso se recibió a las 17.36, poco después de la otra intervención registrada por la Guardia Civil. En este caso, se trataba de otro senderista (37 años y natural de la comarca del Sobrarbe) con una fractura de tobillo mientras realizaba una actividad en las inmediaciones del refugio de Tabernes, en Gistaín. Fue llevado en helicóptero al Hospital de Barbastro.