Rescatadas en Javalambre dos personas que quedaron atrapadas con su vehículo en la nieve

Los ocupantes no llevaban ropa y calzado adecuados, por lo que uno de los rescatados tenía síntomas de hipotermia leve
Debido a la gran cantidad de nieve acumulada en el camino, los guardias civiles decidieron continuar a pie
photo_camera Debido a la gran cantidad de nieve acumulada en el camino, los guardias civiles decidieron continuar a pie

En la noche del lunes 11 de marzo, efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil de Mora de Rubielos, rescataron a dos personas que se habían quedado atrapadas con su vehículo, mientras realizaban una ruta 4x4 por una zona próxima al Pico del Buitre en Javalambre. En el aviso recibido, las personas atrapadas comunicaron que habían intentado sobrepasar una gran acumulación de nieve sin éxito, y que el vehículo había quedado empanzado con los neumáticos en el aire sin ninguna posibilidad de tracción.

En ese momento, los agentes del Greim emprendieron ruta hacia la ubicación facilitada y, a dos kilómetros de llegar y debido a la gran cantidad de nieve acumulada en el camino, los guardias civiles decidieron continuar a pie enfrentándose a condiciones meteorológicas muy adversas con ventisca, nieve y temperaturas por debajo de cero grados.

Una vez en el vehículo atrapado y tras una primera asistencia, comprobaron que una de las personas presentaba síntomas de una hipotermia leve, debido a que su ropa y calzado no eran los adecuados para la zona y actividad que iban a desarrollar, por lo que se les introdujo en el vehículo arrancado con la calefacción encendida y ropa de abrigo facilitada por los agentes.

Por otro lado, los guardias civiles comenzaron a quitar la nieve con palas de debajo del vehículo para poder hacer camino y que pudiera salir. Tras más de 40 minutos realizando tal actividad, apareció en el lugar un vehículo perteneciente a un colectivo de voluntarios llamado SOS Rescate de la Comunidad Valenciana que, al parecer, eran personas conocidas de los afectados.

Tras enganchar el vehículo con cabestrante, y después de varios intentos, se consiguió liberarlo, junto a las personas, todos en perfecto estado.