Prisión para tres hombres por atracar al dueño de un bar a punta de pistola

Los atracadores esperaron a que cerrara el local, en pleno paseo de Calanda en Zaragoza, para intentar llevarse la caja del día
atraco-bar
photo_camera La víctima fue abordada por dos hombres corpulentos que portaban una pistola

La Policía Nacional ha detenido a tres hombres, de 29, 40 y 45 años, por intentar atracar a un viandante con un arma de fuego en pleno paseo de Calanda, en Zaragoza. El objetivo era llevarse el dinero recaudado de un bar durante ese día, a lo que esperaron que el propietario cerrarse para llevarse el botín. Se les acusa de un posible delito de tentativa de robo con violencia e intimidación.

Los hechos se produjeron el pasado 12 de enero sobre las 01.00 horas, cuando la víctima fue abordada por dos hombres corpulentos que portaban una pistola, exigiéndole todo el dinero que llevase encima. El dueño del bar no dudó en pedir ayuda y gritar que le estaban atracando, motivo por el que los atracadores, al ver que se aglutinaban los viandantes, salieron corriendo para montarse en un vehículo, donde había una tercera persona, y huir del lugar.

Uno de los testigos facilitó a los agentes policiales tanto la matrícula del vehículo como la descripción física de los autores. Tras hacer varias gestiones, los agentes del Grupo de Atención al Ciudadano localizaron el coche en una explanada en el barrio de Valdefierro.

Dentro del coche se encontraban dos personas agazapadas detrás en los asientos traseros, no poniendo resistencia al ser sorprendidos por la Policía Nacional. Ninguno de ellos portaba el arma de fuego encima, pero, tras hacer un registro del vehículo, los agentes la encontraron debajo del asiento del copiloto junto con un arma blanca. Esta pistola resultó ser aire comprimido.

El conductor y dueño del vehículo ya se había escondido en su casa, pero al ser interpelado por los agentes confesó que él sólo había ido a buscar a sus amigos, aunque sabía perfectamente que acaban de intentar robar a otra persona. Los detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial competente, el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, el pasado día 13 de enero, decretando su titular prisión para los tres.