Pillados in fraganti cuando robaban un altavoz y una máquina de soldadura en una casa de Botorrita

Imagen de archivo de la Guardia Civil
photo_camera Imagen de archivo de la Guardia Civil

Entraron a robar a una casa y salieron detenidos con una mano delante y otra detrás, porque saltó la alarma y entró la Guardia Civil a detenerles. Los delincuentes son dos jóvenes que portaban en ese momento un altavoz y una máquina de soldadura que se habían llevado del domicilio, ubicado en Botorrita. Se les acusa de un presunto delito de hurto en grado de tentativa.

Los agentes del Puesto de la Guardia Civil de Muel detuvieron a los dos jóvenes tras ser sorprendidos in fraganti sustrayendo efectos del interior de una vivienda ubicada en la localidad de Botorrita. Los hechos ocurrieron este domingo a las 08.35 horas, cuando se recibió un aviso en la Central de Emergencias de Guardia Civil (062). Según han informado, se había activado una alarma en el interior de una finca del término municipal de Botorrita, donde dos personas con linternas podrían estar llevando a cabo un robo en el interior de la vivienda allí ubicada.

De inmediato se trasladó hasta la zona una patrulla de la Guardia Civil de Muel, que llegó al inmueble sólo 10 minutos después de recibir el aviso. En la inspección de la vivienda, los agentes sorprendieron en su interior a dos jóvenes que en ese momento portaban en sus manos una máquina de soldadura y un altavoz. Esto motivó su detención en ese instante.

Ambos jóvenes, de 22 años, uno de nacionalidad española y otro cubana, accedieron al inmueble a través de la puerta principal que se encontraba abierta. No por despiste, sino por los daños sufridos en otras fechorías. Tras ponerse los agentes en contacto con la propietaria de la vivienda, esta reconoció sin ningún género de dudas los efectos sustraídos, comunicando que llevaban un tiempo sin usar la casa. Además, confirmó que habían sufrido en otras ocasiones hechos similares a los acontecidos.

Por todo lo anterior, a estos dos jóvenes, a los que les constan antecedentes policiales, se les imputó un presunto delito de hurto en grado de tentativa.