Pillados en Fraga mientras intentaban robar en un bloque de pisos con un destornillador

Los dos detenidos, de 33 y 32 años y vecinos de Barcelona, iban vestidos con ropa oscura y llevaban entre sus pertenencias una tarjeta prepago, billetes de diferentes divisas y documentación variada.
photo_camera Los detenidos utilizaban la técnica conocida como "el resbalón"

Dos hombres, de 32 y 33 años y vecinos de Barcelona, fueron detenidos hace unos días en Fraga al ser pillados "in fraganti" cuando intentaban acceder a un bloque de viviendas con un destornillador para cometer un robo. Fue el pasado 27 de marzo cuando la patrulla de la Guardia Civil observó como los detenidos, ataviados con ropa deportiva oscura, se dedicaban a llamar a varios timbres de un portal. Al no obtener respuesta, sacaron de entre sus pertenencias un destornillador e intentaron forzar la puerta de acceso.

Los agentes procedieron a cachear superficialmente a los dos sospechosos tras instarles a depositar en el suelo lo que llevaban en su vestimenta. Así, además de llevar en los bolsillos guantes de color negro y calcetines de talla infantil, se les encontró oculto entre su ropa un destornillador plano de grandes dimensiones, cartones y trozos de plástico recortado, bufandas tubulares negras de las que se usan para ocultar el rostro y una riñonera de color negro, la cual contenía billetes de varias divisas, una tarjeta telefónica de prepago y diversa documentación.

Los instrumentos, complementos y material citado corresponden con lo empleado por el perfil de delincuente que se dedica a este tipo de actividad delictiva, conocido como “resbalón” y que se pone en práctica aprovechando la ausencia de los moradores para sustraer fundamentalmente dinero y joyas.

El método del "resbalón" consiste en deslizar un objeto delgado y flexible, como una tarjeta de crédito o plástico rígido, entre el marco de la puerta y el pestillo. Una vez insertado, el ladrón aplica presión hacia adentro, forzando así que el pestillo ceda y la puerta se abra.

Una vez en dependencias de la Guardia Civil, especialistas del Equipo Territorial de Policía Judicial de Fraga colaboraron con la fuerza actuante para conseguir la identificación verdadera de los detenidos y recabar más información sobre otros delitos cometidos por ellos en territorio nacional.

El 29 de marzo de 2024 los detenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Fraga decretándose en ambos casos prisión preventiva sin fianza.