Piden hasta seis años de cárcel para un constructor por quedarse 1,3 millones de una promoción de viviendas en La Muela

Varios miembros de una comunidad de bienes constituida para una promoción de viviendas en La Muela piden para un constructor seis años de cárcel por quedarse, presuntamente, con 1,3 millones de euros. La Fiscalía rebaja su petición a tres años y seis meses de arresto. El juicio se celebrará en enero en la Audiencia de Zaragoza.

Zaragoza.- El legal representante de la mercantil Domingo Novoa Rey SL, Jorge N. H., se enfrenta a una pena de hasta seis años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida en forma agravada por quedarse parte del dinero de una comunidad de bienes constituida para una promoción de viviendas en La Muela. En concreto, 1.374.231,82 euros.

Es la pena que solicitan para él cuatro miembros de la citada comunidad de bienes, de la que también formaba parte Domingo Novoa Rey SL. Estos miembros le reclaman una multa de 3.600 euros y que devuelva el dinero del que presuntamente se apropió. Por su parte, la Fiscalía pide que se le condene a tres años y medio de cárcel por un delito de apropiación indebida.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, Jorge N. H., que será juzgado el 17 de enero de 2017 en la Audiencia Provincial de Zaragoza, "en su único y exclusivo beneficio", transfirió de una cuenta de Caja Laboral Popular a varias cuentas de su titularidad 1.374.231,82 euros. Los hechos ocurrieron entre 2006 y 2008.

El dinero procedía de un total de 4.411.629 euros, concedido en crédito y préstamo por la Caja Laboral a la comunidad de bienes constituida para la citada promoción de viviendas en el municipio muelano. La promoción estaba dividida en 37 partes y 23 pertenecían al acusado.

El escrito de la acusación particular añade además que la actuación del acusado provocó la "descapitalización de la promoción inmobiliaria", lo que ha llevado a una situación de "impago frente a proveedores e industriales que operaban en la edificación" y que procedieron a su vez a la reclamación de las cantidades que les resultaban adeudas a los hoy querellantes.