Dos investigados por comprar medicamentos con recetas falsas en 13 farmacias aragonesas

El código de barras de dichas recetas era siempre el mismo, falsificando el número del médico colegiado que las firmaba
Los supuestos autores, utilizaban el formato oficial de recetas médicas de la Comunidad de Cataluña.
photo_camera Los supuestos autores, utilizaban el formato oficial de recetas médicas de la Comunidad de Cataluña.

Agentes del Equipo de Delitos contra las Personas de la UOPJ de la Guardia Civil de Huesca, en el marco de la Operación Avizón, han investigado a dos personas, de 62 y 44 años, vecinos de Barcelona, como supuestos autores de 33 delitos de falsedad de documental, al utilizar recetas médicas falsificadas para la obtención en farmacias de medicamentos con componentes psicotrópicos, cuyo consumo sin control conlleva grave riesgo para la salud, pudiendo ser utilizados para su venta ilegal.

Los agentes iniciaron la investigación desde mes de marzo del 2023 al tener conocimiento que, en el mes anterior, en una farmacia de la localidad de Monzón un individuo había adquirido mediante una receta falsa varios medicamentos, entre otros Toseina y Trankimazin, siendo este hecho puesto en conocimiento al Colegio Oficial de Farmacéuticos de Huesca.

Los supuestos autores, utilizaban el formato oficial de recetas médicas de la Comunidad de Cataluña y sello de haber sido extendido por una clínica de la localidad de Lérida. Así mismo, el código de barras de dichas recetas era siempre el mismo, falsificando el número del médico colegiado que firmaba la mismas.

Posteriormente, las presentaban en los establecimientos farmacéuticos, donde algunas veces obtenían los medicamentos y otras sin éxito, llegando a estafar mediante esta técnica de falsificación a dos farmacias de la Comarca de Somontano, dos de la Comarca del Cinca Medio, seis de la Comarca del Bajo Cinca y tres de Zaragoza.

Tras las gestiones realizadas por agentes de la UOPJ de la Guardia Civil de Huesca para la averiguación de los hechos acaecidos, el día 25 de enero procedieron a la identificación e investigación de los supuestos autores, dos varones vecinos de la localidad de provincia de Barcelona, ya reincidentes en delitos de falsificación documental.

El Equipo de Delitos contra las Personas de la UOPJ de la Guardia Civil de Huesca, instruyó diligencias por 33 supuestos delitos de falsedad documental, siendo entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Barbastro.