Investigado un vecino de Huesca por cazar especies protegidas y colocar trampas prohibidas

En la localidad de Usón localizaron una jaula trampa artesanal que albergaba en su interior un reclamo para perdiz vivo

Inmediatamente procedieron a realizar una serie de apostaderos con el fin de localizar a la persona que había instalado dicha trampa
photo_camera Inmediatamente procedieron a realizar una serie de apostaderos con el fin de localizar a la persona que había instalado dicha trampa

La patrulla de protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Paprona) de Huesca el pasado 12 de marzo llevó a cabo la investigación de un individuo como supuesto autor de un delito leve contra la flora y fauna y otro delito leve contra los animales. El investigado había colocado en los lindes de un coto jaulas trampa artesanales, construidas con alambres y rejas provenientes de desechos de nevera.

El pasado mes de febrero la Paprona realizó gestiones de vigilancia en un espacio cinegético perteneciente a la localidad de Usón, localizando una jaula trampa artesanal, que albergaba en su interior un reclamo para perdiz vivo, el cual fue devuelto a su medio natural. Inmediatamente procedieron a realizar una serie de apostaderos con el fin de localizar a la persona o personas que habían instalado dicha trampa.

Tras varias batidas que fueron realizadas por la zona, se localizó otra jaula trampa de un funcionamiento y material parecido a la encontrada anteriormente, albergando en su interior dos perdices muertas en el centro de la jaula, utilizándose en forma de reclamo. Igualmente se localizó una trampa industrial de las utilizadas para la captura de zorros y alimañas con cebo en su interior, ubicándose en una zona de especial protección, donde la especie cazada es una de las especies reflejadas en la protección de este espacio (solo se puede cazar en los periodos hábiles y modalidades autorizadas, determinadas por el Gobierno de Aragón).

Finalmente, gracias a la colaboración ciudadana y al vehículo localizado, se procedió el pasado 12 de marzo, a la investigación de un hombre de 76 años, vecino de Huesca, como supuesto autor de un delito leve contra la flora y fauna y otro delito leve contra los animales. Asimismo, se procedió su propuesta por la comisión de cinco infracciones a la ley 1/2015 de Caza de Aragón, que se remitieron al departamento de Medio Ambiente de la D.G.A, a la espera de la consiguiente resolución judicial.