Fallece un barranquista tras precipitarse 35 metros en Yésero

Estaba realizando un rápel en el Barranco de Sía, en el término municipal de Yésero (Huesca)
imagen31313
photo_camera Hasta el lugar se trasladaron efectivos del Greim de Panticosa, de la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061. Foto de archivo.

Un barranquista, de 47 años y vecino de San Sebastián, falleció este jueves tras precipitarse 35 metros mientras realizaba un rápel en el Barranco de Sía, en el término municipal de Yésero (Huesca). Tal y como informan desde la Guardia Civil el varón quedó inconsciente sobre las 17.24 horas, el momento en el que se recibió el aviso.

Hasta el lugar se trasladaron efectivos del Greim de Panticosa, de la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061, que localizaron al accidentado después de sobrevolar la zona, aunque ya presentaba signos incompatibles con la vida.

Fue evacuado a la aeronave y trasladado al Helipuerto más cercano, donde esperaban los servicios funerarios para su posterior traslado al Instituto de Medicina Legal de Huesca.

RESCATES DE UN MONTAÑERO, UN SENDERISTA Y UNA BARRANQUISTA

Además, la Guardia Civil de Huesca realizó otros cuatro rescates el jueves. Un montañero, de 67 años y nacionalidad francesa, sufrió una caída por una roca en las inmediaciones del Pico Collarada, en el término municipal de Villanúa, golpeándose con las piedras. El aviso se recibió sobre las 12.35 horas y se activó el Greim de Jaca, la unidad aérea de Huesca y médico del 061. Tras sobrevolar la zona y localizar al herido, fue evacuado y trasladado hasta una ambulancia convencional para su posterior traslado al Hospital Comarcal de Jaca.

Por otro lado, un senderista, de 51 años y nacionalidad francesa había sufrido una fractura de tobillo al tropezar mientras realizaba la actividad en el Camino del Ciel, en el término municipal de Las Peñas de Riglos. Se activó el Greim de Huesca, Unidad Aérea de Huesca y médico del 061 y, tras localizar a la herida, fue evacuada mediante dos ciclos de grúa a la aeronave y posteriormente trasladada al Hospital San Jorge de Huesca.

A las 13.45 horas se recibió el aviso de una barranquista, de 38 años y vecina de Zaragoza, que no podía continuar la actividad, debido a que había sufrido un fuerte golpe en el tobillo tras saltar a una poza, en el Barranco del Hospital (término municipal Siresa-Valle de Hecho). Se activó el Greim de Jaca, la Unidad Aérea de Huesca y médico del 061, que localizaron a la herida y la evacuaron mediante un ciclo de grúa hasta la aeronave y posteriormente, la trasladaron al Hospital Comarcal de Jaca.

UN ESCALADOR SE PRECIPITÓ 4 METROS CON POSIBLES FRACTURAS EN LA CADERA Y LAS COSTILLAS

Por último, el quinto aviso fue a las 19.30 horas cuando un escalador, de 56 años y vecino de la Comarca de la Hoya de Huesca, se precipitó unos 4 metros hacia una repisa de la Vía Aires del Sur del Mallo Fresón, en el término municipal de La Peña de Riglos, con posibles fracturas en cadera y costillas. Se activó el Greim de Huesca, la Unidad Áerea de Huesca y el médico del 061.

Tras sobrevolar la zona y localizar al herido, los pilotos de la aeronave valoraron la gran dificultad para acceder a la misma, debido a que era un pasillo estrecho entre dos mallos con una única entrada, sumado a que apenas quedaban horas de luz, por lo que decidieron acercarse lo más posible al accidentado, que se encontraba en una repisa a 100 metros de altura.

Finalmente, tras gran pericia y técnica por parte de los pilotos como de los componentes del Greim, pudieron evacuar mediante un ciclo de grúa muy complicado al escalador, trasladándolo en la aeronave hasta el helipuerto de Riglos donde le esperaba una ambulancia para su desplazamiento al Hospital San Jorge de Huesca. El acompañante del accidentado, continuó marcha por sus propios medios.