Encuentran tres armas prohibidas y manipuladas en un domicilio de Zaragoza

Al detenido, un varón de 41 años, le constan numerosos antecedentes policiales y ya está en libertad con cargos 
ESCOPETA
photo_camera El detenido guardaba armas manipuladas en su casas como escopetas o detonadoras

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron el pasado día 9 de mayo a un hombre de 41 años como presunto responsable de un delito de tenencia de arma prohibida. Hasta tres tenía escondidas en su domicilio, debidamente manipuladas anteriormente como en el caso de una escopeta.

En octubre de 2023 se inició una investigación por parte del Grupo de Policía Judicial de la Comisaria de Distrito de San José, al tener conocimiento de numerosos robos con fuerza, cometidos en naves y trasteros de distintos puntos de la ciudad.

En una primera fase de la operación, dos hombres y una mujer fueron detenidos como presuntos autores de dichos robos, efectuando dos registros domiciliarios ubicados en el barrio de Valdefierro, en los que los agentes encontraron multitud de efectos denunciados como sustraídos, procedentes de diferentes robos con fuerza cometidos en trasteros de Zaragoza.

Además, se obtuvieron las pruebas de que dichos domicilios eran utilizados como taller para la modificación de los objetos robados, para así poder venderlos a terceras personas con total garantía de no ser reconocidos por sus legítimos dueños.

En uno de los registros, se localizaron dentro de una caja fuerte dos armas cortas de alarmas y señales (antiguas detonadoras), que fueron remitidas al Departamento de Balística de Policía Científica, quien tras un minucioso estudio de las mismas, especificó que ambas habían sido manipuladas, pudiendo efectuar “fuego real” con una munición del calibre 9mm Parabellum, coincidente con 12 cartuchos de fuego real encontrados entre las pertenencias de uno de los detenidos.

Con las conclusiones obtenidas del informe aportado por la Policía Científica, se inició a principios de este mes de mayo, una segunda fase de la operación, que se saldó con la detención de uno de los varones ya encausados en la primera fase como presunto autor de un delito de tenencia de armas prohibidas.

En esta ocasión se solicitó un nuevo mandamiento de entrada y registro para el domicilio actual del detenido, en una localidad próxima a Zaragoza, donde los investigadores encontraron otra arma de fuego oculta detrás de un armario, tratándose esta vez de una escopeta de caza de cañones paralelos y de ánima lisa.

Esta escopeta había sido sustancialmente modificada, recortando la longitud total de los cañones y buena parte de la culata, lo que facilitaba su uso a una mano, así como su ocultación.

Tras realizar las gestiones oportunas, los agentes averiguaron que dicha arma había sido robada el pasado octubre en la localidad zaragozana de Borja, junto con otra escopeta de similares características, que ya fue recuperada en la primera fase de la operación.

El detenido, al que le constan numerosos antecedentes policiales, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, quien decreto su puesta en libertad con cargos.