Detienen al herido grave en la explosión de gas de Tenor Fleta como autor de la misma

La Policía Nacional ha detenido al hombre de 51 años que resultó herido grave en la explosión de gas que tuvo lugar el pasado 12 de noviembre en la avenida Tenor Fleta como causante de la misma. Ahora, se le imputa un delito de incendio. Al parecer, manipuló el sistema del gas y posteriormente encendió "un cigarrillo".

Zaragoza.- Agentes de la Policía Nacional han detenido al hombre de 51 años que resultó gravemente herido en la explosión de gas que tuvo lugar en avenida Tenor Fleta el pasado 12 de noviembre. Ahora, a C.R.R.S., se le imputa como presunto autor de un delito de incendio.

El pasado día 12 de noviembre, en torno a las 10.30 horas, se produjo una fuerte explosión en la planta novena del edificio sito en la avenida Tenor Fleta número 38 de Zaragoza.

Como consecuencia de la onda expansiva, todos los pisos ubicados en la planta nueve quedaron parcialmente destruidos, produciéndose el derrumbe de tabiques y la proyección de los mismos a los edificios adyacentes y a la vía pública, así como de los enseres personales de los pisos más afectados.

Inicialmente se asistió a dos personas heridas de gravedad, una mujer de avanzada edad y un varón, ambos vecinos de la planta, debiendo activarse el protocolo de localización de personas mediante la utilización de perros adiestrados por parte de Bomberos de Zaragoza, que descartó la existencia de más heridos.

Tres plantas del edificio tuvieron que ser desalojadas, sufriendo graves daños y desperfectos la totalidad de los pisos del inmueble, así como los de los edificios adyacentes.

Un escape de gas voluntario e intencionado

Las investigaciones policiales situaron, desde un primer momento, el origen de la explosión en el piso 9º F, localizando el foco de la misma en la cocina de dicha vivienda, que era la residencia del herido más grave (C.R.R.S.), quien fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Miguel Servet.

En el desarrollo de la investigación se pudo determinar que la vivienda había sufrido una elevada y rápida acumulación de gas, no un escape de gas lento y progresivo, por lo que se procedió a un exhaustivo análisis del sistema de conducción de gas.

De esta manera, se comprobó que el mismo había sido manipulado, concluyéndose que lo que había tenido lugar era un escape de gas de carácter voluntario e intencionado.

Los investigadores sitúan la posible fuente de ignición que provocó la violenta explosión -probablemente, el encendido de un cigarrillo, en una de las estancias del domicilio.

Las investigaciones han sido desarrolladas por el Grupo de Homicidios de Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada Regional de Policía Judicial, junto con la Brigada Provincial de Policía Científica.