Detenidos dos hermanos tras agredir a un padre a y su hijo en una terraza de bar

Los hechos sucedieron en el barrio de Parque Goya, en torno a las 22.30 horas cuando los clientes de una terraza se alarmaron por los acelerones y derrapes de un vehículo. Fotografía: A.D. Fabián Giménez Barca.
photo_camera Los hechos sucedieron en el barrio de Parque Goya, en torno a las 22.30 horas cuando los clientes de una terraza se alarmaron por los acelerones y derrapes de un vehículo. Fotografía: A.D. Fabián Giménez Barca.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado miércoles 19 de julio a dos jóvenes, hermanos de 18 y 21 años, como presuntos autores de un delito de lesiones. Los hechos sucedieron en el barrio de Parque Goya, en torno a las 22.30 horas cuando los clientes de una terraza se alarmaron por los acelerones y derrapes de un vehículo, motivo por el que varios de los allí presentes recriminaron la forma de conducir del joven piloto.

Lejos de abandonar el lugar, conductor y acompañante bajaron del turismo y se dirigieron hacia los clientes de la terraza del bar, encarándose con éstos, provocando a los allí presentes. Dos de los usuarios del bar eran un padre y un hijo, de 61 y 28 años respectivamente, que intentaron calmar los ánimos, si bien se vieron envueltos en una pelea que terminó con los dos en el hospital.

Aunque los dos fueron asistidos, únicamente el padre, de 61 años, requirió cuatro puntos de sutura tras recibir un fuerte puñetazo en el rostro. Cuando los agentes de Policía Nacional se personaron, los autores de la agresión habían abandonado ya el lugar, por lo que recabaron los datos de los testigos con vistas a la localización y detención de los presuntos autores.

Todavía se encontraban los policías actuantes allí cuando aparecieron de nuevo sobre el mismo vehículo los dos jóvenes que habían protagonizado la pelea anterior, si bien en esta ocasión lo hacían en compañía de otros dos familiares. Las patrullas allí presentes impidieron que se reprodujeran los hechos acontecidos con anterioridad y pudo contener a los detenidos y a sus familiares sin que llegaran de nuevo a las manos.

Durante el registro de seguridad y la requisa del interior del vehículo, los agentes encontraron varios bastones que presumiblemente iban a ser utilizados por estos para agredir a los clientes del bar con lo que habían tenido el altercado.

Por todo lo anterior y debido a las lesiones ocasionadas al hombre de 61 años, los dos jóvenes fueron detenidos como presuntos autores de un delito de lesiones. Tras su paso por el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, los dos hermanos, que no contaban con antecedentes previos, fueron puestos en libertad.