EN ZARAGOZA

Detenidos por comprar jarabe con receta falsa y mezclarlo para crear efectos similares a la heroína

Al parecer, los dos jóvenes, de 19 y 21 años, se dedicaban a adquirir un medicamento para la tos en una farmacia de Santa Isabel para crear una bebida tan popular como peligrosa para la salud, el "purple drank"
jarabe
photo_camera El consumo de "purple drank" pone en grave riesgo la salud, según describe el Plan Nacional Antidrogas

Agentes de la Jefatura Superior de Aragón detuvieron el pasado miércoles 21 de febrero a dos jóvenes de 19 y 21 años respectivamente, como presuntos autores de un delito de falsedad documental. Ambos se dedicaban a adquirir un medicamento para la tos en una farmacia de Santa Isabel para crear una bebida tan popular como peligrosa para la salud, el "purple drank".

Los arrestados habían adquirido con recetas falsas este medicamento, utilizado sobre todo en las últimas semanas para crear la bebida de color morado, también conocida como Lean, y propagada a través de redes sociales. Se trata de una mezcla elaborada a partir de jarabe para la tos, con principio activo de codeína y diferentes refrescos o bebidas energéticas, con efectos similares a los de drogas duras como la heroína.

El consumo de este principio activo en dosis no controladas y mezclado con otros ingredientes ponen en grave riesgo la salud, pudiendo ocasionar incluso la muerte, además de crear una gran dependencia según describe el Plan Nacional Antidrogas.

La investigación se inició el día anterior por parte del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Arrabal, al recibir una llamada en el servicio Cimacc-091, en la que una empleada de una farmacia del barrio de Santa Isabel manifestaba que una pareja de jóvenes, en tan solo unos días habían ido ya cuatro veces al establecimiento para adquirir siempre el mismo medicamento, un jarabe para la tos llamado “paracodina”. Todo con unas recetas de una entidad privada y prescritas por un colegiado de Barcelona, en las que constaban datos y firmas que no coincidían, lo que hizo levantar las sospechas de que pudieran estar falsificadas.

La trabajadora explicó que en esta última ocasión la pareja había encargado el citado medicamento, quedando en recogerlo al día siguiente por la tarde. Los investigadores, tras realizar las gestiones pertinentes, comprobaron que efectivamente las recetas utilizadas por la pareja habían sido falsificadas, por lo que establecieron un dispositivo policial para localizar e identificar a los presuntos autores.

Sobre las 19.00 horas el personal de la farmacia avisó de que el citado joven había acudido a recoger el pedido y que se encontraba en ese momento en el interior del local, procediendo los agentes a identificar y detener a él y a su pareja, que le estaba esperando en la esquina de la calle. Horas después ambos detenidos fueron puestos a disposición del correspondiente Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, quién decretó su puesta en libertad con cargos.