Detenidas dos personas en Zaragoza por estafar más de 300.000 euros a un enfermo en estado terminal

La Policía Nacional ha detenido en Zaragoza a dos personas por un presunto delito de falsedad documental, estafa y hurto. Los detenidos habrían realizado extracciones de dinero en cajeros, compras y se habrían apropiado de los enseres y el vehículo de un enfermo terminal que estaba ingresado. La cantidad estafada supera los 300.000 euros.

Zaragoza.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a D.F.P.R y a J.L.M.P como responsables de un presunto delito de falsedad documental, estafa y hurto a una persona de avanzada edad y enfermo terminal. 

Los detenidos son las personas que se dedicaban al cuidado del enfermo en el domicilio, en concreto el hijo de la cuidadora y su compañera sentimental.

Los hechos se iniciaron al recibir una denuncia en la comisaría de distrito del Áctur, donde una persona que dijo ser familiar de un enfermo terminal, manifestó que durante el ingreso en un hospital de su familiar, personas desconocidas habían realizado una serie de compras con la tarjeta de crédito del enfermo, además de disposiciones en efectivo en cajeros automáticos, y compras por Internet. 

También se percataron de que faltaban del domicilio del enfermo numerosos muebles y efectos, así mismo, el denunciante informaba que el vehículo propiedad de su familiar no estaba en el garaje de su domicilio.

Las investigaciones son continuadas por el Grupo de Delincuencia Económica de esta Jefatura, determinando que además de todo lo mencionado, se han apropiado de los enseres y muebles del domicilio, llegando a transmitir el vehículo del perjudicado a nombre de una de ellas mientras el legítimo propietario se encontraba ingresado en el hospital. 

Se ha podido comprobar que en el último año, se han realizado extracciones en efectivo y en cajero, de las cuentas del perjudicado por unos cien mil euros, si bien el denunciante ha manifestado que la el perjuicio patrimonial asciende a más de trescientos mil euros.

El enfermo tiene emitido un certificado médico, en el que se hace constar su incapacidad de tomar cualquier decisión alguna, debido a su estado terminal de salud.

Se ha podido recuperar el vehículo, el cual estaba estacionado en las inmediaciones del domicilio de los detenidos.

Las investigaciones, han sido desarrolladas por miembros del Grupo de de Delincuencia Económica (Udyco) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.