Detenida una familia por vender drogas en una vivienda del Oliver

El inmueble ya era conocido por los agentes tras haber sido investigado en varias ocasiones por el tráfico de estupefacientes
photo_camera Se intervinieron un total de 240 gramos de hachís, distribuidas en dos pastillas de mayor peso y numerosas dosis ya preparadas para su venta

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, tres mujeres y un hombre de entre 28 y 52 años, todos miembros de una misma familia, por vender drogas en una vivienda del barrio Oliver, en Zaragoza. El inmueble ya era conocido por los agentes tras haber sido investigado en varias ocasiones por el tráfico de estupefacientes y por haber arrestado a varios de sus moradores.

La investigación fue iniciada por el Grupo de Tráfico Minorista de Estupefacientes al recibir una información de la existencia de una vivienda ubicada en el barrio Oliver, desde donde se estarían dedicando a la venta de sustancias estupefacientes. En las vigilancias en torno a esta vivienda, los actuantes observaron el típico modus operandi utilizado en el tráfico de sustancias estupefacientes “al menudeo“, que consistía en que los compradores llegaban a la parcela, accedían al interior y lo abandonaban escasos minutos después.

Tras verificar que había datos objetivos suficientes para suponer que en el interior de la casa se estaban vendiendo drogas, el pasado martes 23 de enero se realizó una entrada y registro en el citado domicilio, acordada por el Juzgado de Instrucción 5 de Zaragoza, en funciones de guardia. Ahí se intervinieron un total de 240 gramos de hachís, distribuidas en dos pastillas de mayor peso y numerosas dosis ya preparadas para su venta directa al consumidor, 2 gramos de cocaína divididos en papelinas, 5.715 euros en efectivo y numerosos útiles para la manipulación y posterior distribución de las sustancias estupefacientes.

Además, los agentes procedieron a la detención de tres mujeres y un hombre que se encontraban en el momento del registro en el interior de la vivienda, como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas, siendo trasladados posteriormente a dependencias policiales.

Dos de las detenidas quedaron en libertad tras prestar declaración ante la policía, mientras que los dos restantes han pasado esta misma mañana a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, desconociendo por el momento si quedarán en libertad con cargos o se decretará su ingreso en prisión.