Detectadas irregularidades en un vehículo escolar de Pastriz que ponía en peligro a los escolares

El autobús circulaba con escolares sin haber subsanado los defectos que presentó en la última Inspección Técnica de Vehículos (ITV)
foto-mosca
photo_camera El bus circulaba con escolares sin haber subsanado los defectos que presentó en la última Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Durante la tarde del pasado día 23 de enero, agentes especialistas en Tráfico de la Guardia Civil, procedieron a inspeccionar un autobús escolar en el final de su recorrido en la localidad de Pastriz (Zaragoza) con motivo de la campaña de control de transporte escolar entre los días 22 al 26 de enero. Tras el examen de la documentación del vehículo, pudieron comprobar que presentaba varias irregularidades que afectaban gravemente a la seguridad vial, siendo la más grave la relativa al hecho de que circulaba con escolares sin haber subsanado los defectos que presentó en la última Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Además de dicha infracción, también carecía o no funcionaba de manera sincronizada el dispositivo acústico con las luces de señalización de marcha atrás, así como presentaba inexistencia o falta de funcionamiento de dispositivos reglamentarios que permitan la apertura y cierre de las puertas desde el interior y exterior (trasera derecha), lo que impediría que el acceso y abandono de los menores pudiera realizarse por la puerta más cercana al conductor.

Por otra parte, carecía en la parte delantera de la señal V10, destinada a indicar que realiza transporte escolar, y la de la parte trasera no se iluminaba con la apertura de las puertas.

Estos hechos fueron propuestos para sanción tanto a Dirección General de Tráfico como al Departamento de Transportes del Gobierno de Aragón, siendo el vehículo retirado en una grúa desde el lugar a la base operativa del mismo.