Desmantelan un supermercado de la droga en El Gancho que vendía “karkubi”

En la operación fueron intervenidos 2,2 kilogramos de hachís, 1,2 kilogramos de marihuana, 77 gramos de cocaína, tres básculas de precisión y 60 comprimidos de Ritrovil
photo_camera En la operación fueron intervenidos 2,2 kilogramos de hachís, 1,2 kilogramos de marihuana, 77 gramos de cocaína, tres básculas de precisión y 60 comprimidos de Ritrovil

La Policía Nacional desmantela un punto de venta de sustancias estupefacientes en el barrio de El Gancho, en Zaragoza. Entre las sustancias con las que traficaban se encontraba el “karkubi”, una mezcla de hachís y clonazepam conocida como la “droga de los pobres”, además de 6.695 euros en efectivo. La operación se ha saldado con tres detenidos, dos compradores y el vendedor, ingresando este último en prisión con numerosos antecedentes.

Los agentes de investigación recibieron diversas informaciones sobre la posible existencia de un punto de venta de sustancias estupefacientes en la calle San Pablo de la capital aragonesa. No tardaron en averiguar que un hombre de 54 años estaría utilizando una vivienda en alquiler del barrio de El Gancho para vender diferentes sustancias estupefacientes al menudeo, es decir, en pequeñas cantidades para su propio consumo, accediendo sus compradores al interior.

Durante las pesquisas, los policías también descubrieron que otros dos hombres no acudían a esta vivienda a comprar al menudeo, sino que adquirían grandes cantidades de hachís, por lo que fueron detenidos junto al vendedor. Estos son, sin embargo, quedaron en libertad tras prestar declaración ante el juez.

En la operación fueron intervenidos 2,2 kilogramos de hachís, 1,2 kilogramos de marihuana, 77 gramos de cocaína, tres básculas de precisión y 60 comprimidos de Ritrovil, el medicamento utilizado para elaborar el “karkubi”. Esta droga dota al compuesto un elevado poder psicotrópico, que al ser mezclado con alcohol o pegamento proporcionando en su conjunto efectos alucinógenos en el sujeto. Suele ser consumida por personas con bajo poder adquisitivo, por ello es conocida como la “droga de los pobres”.