Desarticulados tres puntos de venta de droga en Garrapinillos, Casetas y Monzalbarba

Dos personas, a las que les unía además una relación sentimental, han ingresado en prisión fruto de la investigación policial. Foto: Guardia Civil
photo_camera Dos personas, a las que les unía además una relación sentimental, han ingresado en prisión fruto de la investigación policial. Foto: Guardia Civil

El Equipo de Policía Judicial y Equipo Roca de la Guardia Civil de Casetas ha llevado a cabo la denominada operación “Point of Sale”, que ha permitido desarticular tres puntos de venta de sustancias estupefacientes al menudeo, muy activos, en los barrios zaragozanos de Garrapinillos, Casetas y Monzalbarba. Hay dos personas detenidas y que ya han ingresado a la cárcel de Zuera, un hombre de 48 años y una mujer de 42, ambos de nacionalidad española como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas.

La investigación se inició en el mes de agosto ante la posible existencia de un punto de venta de drogas en el barrio de Garrapinillos, donde se estarían distribuyendo distintas sustancias estupefacientes desde un domicilio por parte de su morador. Por tal motivo, el 14 de septiembre la Guardia Civil registró el domicilio del sospechoso interviniendo 20 gramos de speed, 20 pastillas presumiblemente destinadas al tratamiento de la disfunción eréctil, multitud de elementos utilizados para la distribución y venta de las sustancias, tres básculas de precisión, dosis preparadas para su venta, así como dinero en efectivo. Por ello, el varón de 40 años que habitaba el inmueble fue detenido.

PAGOS POR BIZUM

Tras la detención, se logró determinar que distribuía tales sustancias desde su domicilio de manera continuada, desde hacía aproximadamente un año y, que los pagos de la adquisición de la droga por parte de los clientes se realizaban, casi en su totalidad, a través de Bizum.

El estudio de la información obtenida en este operativo permitió ubicar otros dos posibles puntos de venta en Casetas y Monzalbarba, donde el detenido se suministraría de la droga para después venderla al menudeo desde su vivienda. Siendo además puntos de venta muy activos a otras personas de localidades próximas.

Según la Guardia Civil, estos estaban siendo gestionados por las dos personas que han ingresado en prisión, a quien además les unía una relación sentimental. Estas últimas detenciones se dieron el 3 de octubre en el domicilio de Casetas y otro almacén de Monzalbarba. En total, incautaron 66 gramos de speed, 37 de sustancias estupefacientes cristalizadas, siete de pastillas, elementos de distribución de la droga y casi 300 euros en billetes.