EN FIGUERUELAS

Circula a 231 kilómetros por hora, sin puntos en el carné y dando positivo en cuatro drogas

El conductor era un varón de 40 años, de Navarra, que doblaba la velocidad permitida en este tramo de Figueruelas (Zaragoza) 
radarguardiacivil
photo_camera El hombre, residente en Navarra, doblaba la velocidad permitida en ese tramo

Fuerzas de la Agrupación de Tráfico de Zaragoza detectaron la tarde del día 21 de mayo al conductor de un turismo que sobrepasaba doblaba la velocidad permitida a la altura de Figueruelas, circulando a 231 kilómetros por hora. Además, no tenía puntos en el carné y dio positivo en Cocaína, THC, Anfetaminas y Metanfetaminas.

Los hechos ocurrieron en el punto kilométrico 268 de la AP-68 a la altura de la población de Figueruelas, cuando agentes del Subsector de Tráfico de Zaragoza se encontraban realizando un control de velocidad. En dicho control detectaron a un turismo circulando a una velocidad de 231 km/h en un tramo limitado a 120 km/h. Los agentes le dieron el alto e identificaron al conductor, siendo éste un varón de 40 años, residente en Navarra.

Al tratarse de una diferencia de velocidad constitutiva de delito, procedieron a la investigación judicial del conductor, siendo el Equipo de Investigación de Seguridad Vial del Subsector de Tráfico de Zaragoza quien instruyó las pertinentes diligencias, poniendo a disposición del juzgado de instrucción al presunto autor de los hechos.

Asimismo, los agentes sometieron al conductor a una prueba de alcohol y drogas, arrojando resultado positivo a Cocaína, THC, Anfetaminas y Metanfetaminas, a la espera de ser confirmado el resultado de las pruebas remitidas al laboratorio. En cuanto al Permiso de Conducir, se encontraba dentro de una pérdida de vigencia por haber perdido todos los puntos.

LA VELOCIDAD INADECUADA Y LOS SINIESTROS VIALES

Es necesario recordar que la velocidad inadecuada es uno de los principales factores concurrentes en los siniestros viales, especialmente, en aquellos con víctimas mortales, y es que, a mayor velocidad más difícil será reaccionar a tiempo para prevenir el siniestro y más graves serán las lesiones producidas a consecuencia de éste.

Por este motivo, los efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Zaragoza realizan su labor con la finalidad de establecer responsabilidades en conductas tan peligrosas como la descrita, con el fin de atajarlas antes de que éstas se conviertan en siniestros viales.

Para ello, redoblan sus esfuerzos para que ninguna de estas conductas quede impune.