Así fue el crimen de Ejea: pelea por drogas, varias cuchilladas y el hermano del autor denuncia

Cuchillo ensangrentado
photo_camera La víctima presentaba varias lesiones con arma blanca en tórax, abdomen, cabeza y mano

El detenido por el homicidio del pasado lunes 26 de junio de Ejea de los Caballeros, un varón de 33 años de nacionalidad marroquí, acaba de pasar a disposición judicial. Se le imputa un delito de homicidio doloso, robo con violencia y hurto y uso de vehículo. Según informa la Guardia Civil, el hermano del presunto autor fue quien comunicó los hechos horas después del suceso tras contarle, el detenido, lo que había ocurrido. La víctima fue localizada en el interior de su domicilio y presentaba varias lesiones con arma blanca en tórax, abdomen, cabeza y mano.

Imagen proporcionada por la Guardia Civil del registro de la vivienda

Tal y como apuntan los resultados obtenidos de la investigación, a última hora del pasado domingo, 25 de junio, el detenido acudió al domicilio de la víctima para comprar cocaína. Horas después, regresó para volver a comprar sustancias estupefacientes. Sin embargo, no pudo pagarlas porque no llevaba dinero. Acto seguido, se desató una pelea: el fallecido le amenazó con un cuchillo para que se marchase, pero el ahora detenido cogió el arma y le asestó varias puñaladas.

Tras estos hechos, el detenido se marchó a su casa, donde se cambió de ropa para regresar a la del fallecido con una mochila. De nuevo, comenzó a sustraer sustancias estupefacientes y efectos personales de la víctima. Posteriormente, salió y se llevó las llaves del vehículo del fallecido, cerró la puerta del domicilio con llave, donde dejó a la víctima tendida en el suelo, y se marchó hasta un lugar lejano. Dentro del coche estaba la mochila con el cuchillo ensangrentado y los efectos que había robado.

En la inspección del coche que utilizó para marcharse de la vivienda del fallecido, se encontró una mochila con un cuchillo ensangrentado

Horas después del crimen, el detenido llamó a su hermana para comunicarle que había tenido una discusión con una persona en una vivienda y que desconocía el estado en el que se encontraba. Fue ella quien contactó con su otro hermano para informarle de lo sucedido. De inmediato, este hombre se personó en el cuartel de la Guardia Civil para avisar de lo ocurrido y le recomendó al sospechoso que acudiese a estas mismas dependencias.

En el interior del coche se encontraron 56 bellotas de hachís

Tras comprobar la existencia de un fallecido en el interior de su domicilio, que presentaba varias lesiones con arma blanca en el tórax, en el abdomen, en la cabeza y en una mano, se detuvo al presunto autor.

Además, se realizaron tres registros. En la inspección del coche que utilizó para marcharse de la vivienda del fallecido, se encontró una mochila con un cuchillo ensangrentado, 56 bellotas de hachís, tres relojes, una cadena plateada y documentación del detenido.

En el vehículo se encontraron los efectos que había robado

Al mismo tiempo, en el lugar del crimen, las estancias de la vivienda se encontraban revueltas y se intervinieron pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes (6 bellotas de hachís, 22 gramos de hachís en piedra y más de 22 gramos de cocaína enrocada), elementos necesarios para la venta de drogas, libreta con anotaciones que evidenciaba la venta de estas sustancias, más de 2.000 euros en efectivo y una cámara de videovigilancia. Por último, en el registro en la vivienda del detenido se localizó la ropa que presuntamente vestía en el momento de la agresión, que tenía restos de sangre.