Absuelto un profesor de piano de abuso sexual a un menor por inconsistencia de las pruebas

Los magistrados han declarado la absolución del hombre con todos los pronunciamientos favorables
El Tribunal Superior de Justicia de Aragón absuelve a un profesor de piano del delito de abuso sexual.
photo_camera El Tribunal Superior de Justicia de Aragón absuelve a un profesor de piano del delito de abuso sexual.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha absuelto a un profesor de piano del delito de abuso sexual continuado a un menor de 16 años por la falta de verosimilitud, coherencia y las contradicciones en las declaraciones del menor, porque las declaraciones de los testigos no aportaron datos relevantes que corroboraran los testimonios de este y porque la sentencia no argumentó razones significativas para atribuir valor a las pruebas periciales de las acusaciones y desechar las de la defensa. Por ello, al no desvirtuarse la presunción de inocencia del acusado, los magistrados declaran su absolución con todos los pronunciamientos favorables.

En su sentencia, los magistrados no admiten los hechos que la Audiencia Provincial de Zaragoza considera probados y ponen el énfasis en las contradicciones en las que incurrió el menor en sus distintas declaraciones. Estas discordancias no fueron reflejadas en la resolución de la Audiencia ahora recurrida.

Entiende el tribunal de apelación que “estas contradicciones (del menor) no son anecdóticas, sino que afectan a aspectos relevantes, y no pueden ser consideradas como meros olvidos, ya que afectan a la credibilidad del declarante”. También consideran que los testimonios de los testigos no aportan elementos relevantes que corroboren la declaración del menor.

Con los argumentos expuestos en la sentencia, el tribunal concluye que “se ha producido un error en la valoración probatoria efectuada por el tribunal sentenciador, que afecta tanto a la declaración del denunciante, como a las declaraciones que se estiman corroboradoras y a la prueba pericial de tal manera que, en el presente caso, no puede estimarse que exista suficiente prueba de cargo para destruir la presunción de inocencia”.

En definitiva, el tribunal estima el recurso de apelación y deja sin efecto la sentencia de la Audiencia Provincial de primera instancia.