Dos de “Los 6 de Zaragoza” comienzan a cumplir su condena por los disturbios en un mitin de Vox

Los hechos se remontan al 17 de enero de 2019, cuando un grupo de “antifascistas” provocaron una serie de disturbios y altercados en las inmediaciones de un mitin de Vox en Zaragoza
libertad-seis-zaragoza
photo_camera Desde entonces, se inició un movimiento político de apoyo a “Los 6 de Zaragoza” que se ha incrementado en las últimas semanas. Foto: @Libertad6Zgz

Dos de los miembros del grupo denominado popularmente como “Los 6 de Zaragoza” han comenzado a cumplir su condena por los disturbios provocados hace más de cinco años durante un mitin de Vox. Otro, conocido como Javitxu, se encuentra a la espera de la resolución del recurso de casación que presentó ante el Tribunal Constitucional, mientras que otros dos eran menores de edad en el momento de los hechos, por lo que sólo cumplen libertad vigilada.

Los hechos se remontan al 17 de enero de 2019, cuando, con motivo de un mitin de Vox en el Auditorio de Zaragoza, en el que participaba su líder nacional, Santiago Abascal, un grupo de “antifascistas” provocaron una serie de disturbios y altercados en las inmediaciones, con cargas que obligaron incluso a cortar el Tranvía. Por ello, la Policía Nacional detuvo a estos seis jóvenes, que no han negado que participaron en las protestas, pero sí que se vieran involucrados en los disturbios de los que se les acusa, definiéndose como “víctimas de un montaje policial”.

No lo consideran así los jueces. La Audiencia de Zaragoza fue la primera en condenarlos a seis años de cárcel, que, posteriormente, fueron ampliados a siete por el TSJA. Finalmente, el pasado mes de febrero, el Supremo redujo la pena a cuatro años y nueve meses por desórdenes públicos, atentado y lesiones a policías.

Según los hechos probados de la sentencia del Supremo, un grupo de 200 personas, “entre los que se encontraban los cuatro acusados”, se concentraron en el Parque Grande y, bajo el grito de “Vamos a llegar hasta el Auditorio…” se encararon a los agentes desplegados. Con el fin de impedir que los manifestantes accedieran al Auditorio, fueron canalizados por una barrera policial hacia la plaza de San Francisco, donde el grupo profirió frases dirigidas a los agentes del orden tales como “perros del Estado” y “asesinos a sueldo” a la vez que les propinaban patadas, puñetazos y empujones, agrediendo Imad M.B. al agente nº 116.753”, añade el texto.

Seguidamente, según los hechos probados, los manifestantes accedieron al interior del campus universitario, saliendo por la calle Domingo Miral un grupo aproximado de unas 80 personas que “comenzaron a lanzar indiscriminadamente piedras y adoquines que arrancaban del suelo contra las fuerzas del orden”, además de proceder a la quema de contenedores. Resultaron heridos siete policías y se produjeron daños en varios vehículos.

Desde entonces, se inició un movimiento político de apoyo a “Los 6 de Zaragoza” que se ha incrementado en las últimas semanas, incluso con una manifestación por la capital aragonesa. El diputado de CHA por Sumar Aragón, Jorge Pueyo, intervino en el Congreso para reclamar el indulto para estos jóvenes, petición que todavía no ha sido resuelta, por lo que tres de los seis detenidos aquella tarde en la capital aragonesa han tenido que entrar en prisión.