Zaragoza se queda a 215 personas de dar el “sorpasso” a Sevilla y ser la cuarta ciudad de España

Zaragoza todavía tendrá que esperar, al menos unos meses, para confirmarse como la cuarta ciudad de España
photo_camera Zaragoza todavía tendrá que esperar, al menos unos meses, para confirmarse como la cuarta ciudad de España

La pugna entre Zaragoza y Sevilla por ser la cuarta ciudad de España en habitantes está al rojo vivo y apenas se distancian ya por apenas 215 personas. No en vano, si hace un año la distancia entre ambas era de 5.823 habitantes, el gran repunte experimentado por la capital aragonesa, que ha crecido en 8.588 vecinos a 1 de enero de 2023, le hace aproximarse hasta límites que invitan a pensar que el “sorpasso” definitivo se dará más pronto que tarde, quizá en la próxima actualización de cifras de población.

De esta forma, según los datos que ha publicado el INE este miércoles, Zaragoza cuenta con 683.949 personas a 1 de enero de 2023, mientras que Sevilla alcanza los 684.164, creciendo también en casi 3.000 habitantes respecto a un año antes. No obstante, hay que tener en cuenta que el área metropolitana de la capital andaluza en muy superior demográficamente a la zaragozana, acercándose la provincia de Sevilla a los dos millones de habitantes, mientras que la de Zaragoza se queda en la mitad.

Así, Zaragoza todavía tendrá que esperar, al menos unos meses, para confirmarse como la cuarta ciudad de España, pese a que en los últimos meses se ha utilizado recurrentemente este honor por diversas instituciones. El baile de cifras se originó tras la publicación por el Ayuntamiento de los datos de su padrón municipal, que elevaba la población hasta los 694.109 habitantes, incrementándose en 9.423 personas en solo un año, un repunte similar al que ahora marca el INE.

Desde el Ayuntamiento achacaban esta diferencia a la depuración que realiza el INE durante los primeros meses de cada año, tramitando bajas de ciudadanos extranjeros que se han marchado de la ciudad o de ciudadanos fallecidos. Esta brecha todavía era más acuciante hasta hace un par de años, cuando el Ayuntamiento actualizó su método de conteo para “ajustarlo a las cifras reales de la ciudad”.

En cualquier caso, el INE sí refleja la tendencia por la cual Zaragoza se está acercando de forma considerable a la cuarta plaza en habitantes que ha dominado Sevilla durante décadas. Desde comienzos de siglo, la diferencia se ha reducido en casi 80.000 personas. La capital andaluza alcanzó su techo tres años después de su Expo, la del 92, con 719.000 habitantes, pero, desde entonces, ha perdido 35.000 ciudadanos. Zaragoza, por su parte, habría sufrido por la pandemia un pequeño freno a su crecimiento desde principios de los 2000 y, también, desde su Expo.

Esta cifra de población es clave, por ejemplo, a la hora de destinar algunas partidas de financiación estatal, que se reparte según el número de habitantes, o para designar el número de concejales del Ayuntamiento. No en vano, superar los 700.000 ciudadanos significaría pasar de 31 a 33 ediles, lo que ya sufrió a la inversa Sevilla en las municipales de 2015, después de varios años rondando con bajar de ese umbral.