Unas 400 personas disfrutan de la celebración de la Nochevieja Anticipada en San Esteban de Litera

La novedad de esta edición fue que los presentes pudieron degustar “empanadón” y café. Fotografía: Ayuntamiento de San Esteban de la Litera.
photo_camera La novedad de esta edición fue que los presentes pudieron degustar “empanadón” y café. Fotografía: Ayuntamiento de San Esteban de la Litera.

San Esteban de Litera celebró este sábado su clásica y multitudinaria XV edición de la Nochevieja Anticipada, siendo uno de los años que más concurrida estuvo la celebración. En el café concierto de la tarde, con la orquesta Atalaia, unas 150 personas disfrutaron de la música. Posteriormente, con las campanadas se completó el aforo y unas 400 personas asistieron a la fiesta.

La novedad de esta edición fue que los presentes pudieron degustar “empanadón” y café ofrecido por las asociaciones de Amas de Casa y de Personas Mayores del municipio. Desde la organización recuerdan que esta fiesta está organizada por la Comisión de Fiestas de San Esteban, conformada por las asociaciones, peñas y el Ayuntamiento.

A las 0.00 horas, muy puntuales, de nuevo la orquesta Atalaia comenzó a tocar su música y el público fue acudiendo al pabellón llegando a completar el aforo pocos minutos antes de las 1.00 horas, cuando empezó el momento más importante de la noche: las campanadas y las uvas.

En esta ocasión, los protagonistas fueron los jóvenes de la Peña El Branquil que llevaban muchas semanas preparando la proyección que ofrecieron. Además de hacer un repaso a las vivencias de sus integrantes desde muy pequeños a la actualidad, contaron con la colaboración de muchos vecinos y amigos de San Esteban de Litera, que en una expresión resumían qué significa para ellos la localidad. Al final de todo, los cuartos y las 12 campanadas que hicieron disfrutar a todos los presentes. Los deseos de tener un muy buen 2024 y los besos y abrazos fueron constantes durante esos minutos.

La fiesta continuó hasta pasadas las 7.00 horas de la mañana con los DJs Toni y Marc Seira. A medida que pasaba la noche, el público más joven era el que tomaba la pista del polideportivo de las escuelas de forma mayoritaria. El colofón fue la sesión de “Spurt”, un DJ local de música Makina/newstyle, que hizo disfrutar a todos los presentes que acabaron coreando su nombre al amanecer.