Una plaza del Pilar abarrotada recibe a la princesa Leonor

© Casa de S.M. el Rey
photo_camera © Casa de S.M. el Rey

Pasaban solo unos minutos de las seis y media de la tarde, cuando los aplausos y la emoción se dejaban sentir en una plaza del Pilar a rebosar de gente. No es para menos. Si bien es cierto que los cadetes de primer curso de la Academia General Militar realizan todos lo años una ofrenda floral a la Virgen el día previo a su jura de bandera, el de este viernes no ha sido un acto tan cotidiano ya que entre los alumnos se encontraba la princesa de Asturias.

La dama cadete Borbón ha participado en este acto junto a otros 410 compañeros en una parada militar a las puertas de la Basílica. Después ha accedido con ellos en un momento ya reservado para los propios cadetes y la Casa Real. Así, ataviados con el uniforme de paseo de verano dadas las altas temperaturas, han dado un paso en lo que este sábado será oficialmente su inicio de etapa en el Ejército tras varios meses de adiestramiento.

© Casa de S.M. el Rey

“Este es el calentamiento a la jura de bandera. La verdad es que ha sido un orgullo poder estar aquí en la Basílica del Pilar”, afirmaba uno de sus compañeros. Otro, incluso, reconocía que es un acto “bastante importante” que ha contado con un “cariñoso reencuentro”.

Los alumnos han esperado en la plaza al director general de la AGM, Manuel Pérez López. Junto a él han accedido al interior del templo donde han sido recibidos por el arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano.

© Casa de S.M. el Rey

EXPECTACIÓN POR VER A LEONOR

En todo momento, más allá de los lazos familiares, las miradas han estado puestas en la princesa Leonor. Tanto es así que muchas personas reconocían haber acudido a la plaza solo por verla a ella. “He venido por verla, pero ha sido complicado porque había mucha gente”, ha reconocido una mujer. Cerca de ella, otras hasta con sillas para aguantar mejor la espera, se mostraban algo decepcionadas por “no haber visto nada al ser tan pequeñicas de altura”.