Una celebración institucional del Año Nuevo dedicada a los 10.000 chinos que viven en Aragón

turismo chino
photo_camera Hoy se ha hecho un acto de celebración en la delegación del Gobierno.

De carácter emprendedor, muy sociables y con muchas ganas de establecer relaciones con sus nuevos vecinos. Así ha definido la delegada del Gobierno de Aragón, Rosa Serrano, a los casi 10.000 chinos que viven en Aragón, unos 8.000 en Zaragoza, en el acto institucional de celebración del Año del Conejo de Agua que ha tenido lugar este jueves en la delegación del Gobierno en Aragón. Por ellos, y por los 200.000 que viven en toda España, se ha hecho un brindis muy especial para que el conejo, símbolo de prosperidad, paz y esperanza, haga del 2023 (año 4721 en China) un año lleno de felicidad.

En este 2023 se cumplen, además, 50 años desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y España. "En estos años se ha podido comprobar cómo la relación entre China y España ha tenido un desarrollo sano y estable y España se ha convertido en el segundo pueblo natal para muchos de nuestros compatriotas. Los chinos se han esforzado por integrarse y hacer una buena relación gracias al carácter abierto y tolerante del pueblo español", ha relatado la Consejera Consular de la Embajada en España, Yahui Han.

Por su parte, el presidente de la Asociación Amistad y Cooperación de España-China, Xin Te Wang, ha querido recalcar que estas relaciones hacen que ambos países sean una "enorme potencia" gracias a la cooperación en ciencia, tecnología y economía. Además, esto hace que "ambos países tengamos un profundo conocimiento de los dos mercados".

Entre brindis y una exhibición de Tai Chi, el acto también ha servido para reconocer a ciudadanos dentro de la comunidad China en Aragón por su labor y compromiso. A todos ellos se les ha dado un diploma a modo de agradecimiento. Así, el acto ha finalizado con el choque de las copas y el deseo de un año próspero.