Un total de 58.178 mujeres participan en el último año en el Programa de Detección precoz de Cáncer de Mama de Aragón

El Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de Aragón ha realizado entre octubre de 2022 y septiembre de 2023 un total de 78.717 citaciones para la realización de la mamografía de cribado. De ellas, se han llevado a cabo 58.178 exploraciones, siendo la participación global del 74%: del 84,5%, en Teruel; del 77,9% en Huesca, y del 71,4%, en Zaragoza.

De las 58.178 mamografías de cribado realizadas, se ha obtenido un resultado de normalidad, es decir, negativo con citación para control a los dos años, en el 95,2% de las mujeres exploradas. Además, a 2.291 mujeres, el 3,9%, se ha recomendado una mamografía intermedia a los 6 o 12 meses, y 510 mujeres, el 0,9%, han sido derivadas al hospital de referencia de su sector sanitario por imagen sospechosa de malignidad, para confirmación diagnóstica y tratamiento, si procede.

Otro dato significativo es que, tras la mamografía de cribado, a 2.257 mujeres, el 3,9%, se les ha indicado la realización de pruebas de imagen complementarias (otras proyecciones mamográficas y ecografía) para poder emitir un resultado definitivo. Para su realización, las mujeres son de nuevo citadas en la unidad de cribado correspondiente, donde son atendidas por un radiólogo.

De ellas, algunas obtienen un resultado negativo, a otras se les recomienda la citada mamografía intermedia y otras son derivadas a su centro de referencia por sospecha de malignidad. En 2021, año evaluado completo en la Red de Programas, la Tasa de Detección Global de cáncer se sitúa en 4,72 cánceres por 1000 mujeres exploradas (267 casos).De los tumores detectados, 31 (11,6%) han sido carcinomas ductales in situ, 234 (87,6%), tumores invasivos y en dos casos no se dispone de esta información (0,75%). Del total de tumores invasivos, 182 (77,8%) se han diagnosticaron en estadio I y el 72,2% no han presentado invasión ganglionar.

PREVENCIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA

La responsable del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama del Servicio Aragonés de Salud, Pilar Moreo, ha manifestado que la forma más eficaz de controlar una enfermedad es evitar su aparición, a través de la prevención primaria, y disminuir su incidencia, evitando la exposición de las personas susceptibles a los factores que se hayan demostrado como causales de la misma.

Sin embargo, el conocimiento actual sobre la epidemiología del cáncer de mama es limitado y, a pesar de la multitud de estudios realizados, los factores de riesgo clásicos explicarían menos del 50% de los casos observados.

Además, muchos de ellos no son modificables, como la edad, la predisposición genética o el sexo, "o presentan un riesgo atribuible tan bajo que su control no llevaría a una significativa disminución de su incidencia, por lo que por ahora se descarta la posibilidad de prevenir su aparición".

Por el contrario, la detección precoz, lo que se conoce como prevención secundaria, "con la posterior aplicación de tratamientos mucho más efectivos, se ha demostrado como un método válido para disminuir la mortalidad, aumentar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de las mujeres afectadas".

El cáncer de mama es el tumor más frecuentemente diagnosticado en las mujeres, siendo el 28,9% del total de cánceres. Fotografía: Gobierno de Aragón.

La responsable del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama de Aragón ha apostillado, no obstante, que aunque ciertos factores de riesgo no se pueden modificar, un estilo de vida saludable, tal como recomienda el Código Europeo Contra el Cáncer, puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama. Esto supone no fumar, reducir el consumo de alcohol, seguir una dieta mediterránea, realizar actividad física, evitar sobrepeso y, en caso de tener hijos, practicar la lactancia materna.

"Estas acciones solo evitan una parte de los cánceres de mama por lo que es importante participar en el programa de detección precoz, mediante mamografías cada dos años" por parte de la población a la que se destina, es decir, mujeres de entre 50 y los 69 años, ha sostenido Pilar Moreo.

EL PROGRAMA

El Programa de Detección precoz de Cáncer de Mama de Aragón se inició en la provincia de Huesca en diciembre de 1996. En abril de 1999, se puso en marcha su extensión al resto de la Comunidad Autónoma. Va dirigido a mujeres de 50 a 69 años, residentes en Aragón. La población objetivo, que se somete al cribado cada dos años, se estima en unas 184.147 mujeres.

En el año 2023, la población diana del programa son las mujeres nacidas del 1 de enero de 1953 al 31 de diciembre de 1973. Una vez depurados los datos de la población a la que se dirige el programa, entorno a al 2% de mujeres no son citadas o tienen una cita no válida por cumplir motivos de exclusión de los programas (fallecimientos recientes, cáncer de mama diagnosticado previamente, dirección incorrecta o haber sido ya sometida a una mastectomía bilateral).

La prueba de cribado es una mamografía bilateral en doble proyección, cráneo-caudal y oblicua medio-lateral y las actividades del programa se organizan por unidades de gestión provinciales. En concreto, las mamografías se realizan en las cinco unidades de cribado del programa dependientes de las unidades de gestión. Uno consta de tres unidades móviles, tres unidades móviles, una por provincia, dónde se realizan las exploraciones de las mujeres residentes en las zonas de salud rurales asignadas a cada sector sanitario. En el caso de Teruel, también se citan las zonas de salud urbanas. La otra tiene dos unidades fijas, una ubicada en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús de Huesca, dotada con un mamógrafo usado a tiempo parcial por el programa, y otra en el Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, con tres mamógrafos, donde se efectúan las exploraciones de las mujeres de las zonas de salud urbanas.

CASI EL 30% DE LOS CÁNCERES

El cáncer de mama es el tumor más frecuentemente diagnosticado en las mujeres, siendo el 28,9% del total de cánceres. Según el Registro Hospitalario de Tumores de Aragón, en el año 2022, se han declarado 863 tumores malignos de mama.

Por su parte, las estimaciones obtenidas por la Red Española de Registros de Cáncer revelan que la incidencia de cáncer de mama en 2022 en España es de 144 casos por cada 100.000 mujeres y año (34.750 casos nuevos). Por grupos de edad, en el de 50 a 59 años se dan el 25% de los casos y en el de de 60 a 69, el 23%.

La supervivencia neta a 5 años es del 86%. En el grupo de edad de 45 a 54 años es del 92,6%; de 55 a 64 años, del 92,5%, y de 65 a 74 años, del 88,3%.