Un Tribunal Popular juzgará al joven que apuñaló a otro durante las fiestas de Delicias

Un Jurado Popular juzgará en unos días al joven que presuntamente apuñaló a otro durante las fiestas del barrio de Delicias. La Fiscalía pide para éste una pena de 17 años de cárcel por un delito de asesinato, ya que señala que lo mató con un cuchillo sin mediar palabra y movido por un resentimiento de una discusión que tuvo lugar meses antes.

Zaragoza.- Gustavo Enrique Villanueva se sentará en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Zaragoza como presunto autor de la muerte de Carlos Hidalgo Pacheco, de 19 años, durante las fiestas del barrio zaragozano de Delicias.

Villanueva, de 23 años y de nacionalidad hondureña, se enfrentará ante un Tribunal Popular por un delito de asesinato del que el Ministerio Fiscal solicita 17 años de prisión y 200.000 euros de indemnización. La acusación, ejercida por Juan José Roldán, eleva la pena a veinte años de cárcel.

La agresión ocurrió hace un año, sobre las 23.20 horas, cuando el procesado estaba, junto a varios amigos, en la verbena que se celebraba en el parque Delicias. Allí, según la calificación que realiza la Fiscalía, Gustavo Enrique Villanueva vio llegar a Carlos Hidalgo Pacheco, de nacionalidad ecuatoriana, y sin mediar palabra sacó una navaja de 79,3 milímetros de longitud y en un rápido movimiento por la espalda le seccionó la yugular.

Al parecer, todo ocurrió, según el mismo escrito, por el resentimiento que tenía el procesado frente a la víctima por una discusión que tuvo lugar varios meses antes.

Junto a la víctima estaba su hermano, quien, al ver la gravedad de lo sucedido llamó a la policía para pedir auxilio. En ese momento, el encausado salió corriendo mientras gritaba: “¡Le he rajado!” para deshacerse del arma en una fuente del recinto. El cuchillo fue recogido por un empleado de la limpieza quien a lo entregó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Gustavo Enrique Villanueva fue detenido cuatro horas después en su domicilio. Su defensa, ejercida por la letrada Cristina Sánchez, pide la libre absolución.