El teléfono de atención a mujeres maltratadas en Aragón supera las 3.000 llamadas en 2015

El teléfono de atención a mujeres que sufren maltrato en Aragón ha recibido 2.951 llamadas entre enero y noviembre de 2015, por lo que en el conjunto del año se superarán las 3.000, cifra similar a la registrada en ejercicios anteriores. Desde el IAM destacan con “preocupación” el incremento de agresiones sexuales entre menores.

Zaragoza.- El teléfono de atención a mujeres que sufren maltrato en Aragón ha recibido 2.951 llamadas entre enero y noviembre de 2015, por lo que en el conjunto del año se superarán las 3.000, cifra similar a la registrada en ejercicios anteriores. La mayoría de las llamadas son por casos de violencia física, seguidos de violencia psicológica. El teléfono de atención a las mujeres es el 900 504 405, un servicio gratuito, activo durante las 24 horas y que no deja rastro en la factura.

Sin embargo, desde el Instituto Aragonés de la Mujer han mostrado su preocupación por el incremento de actitudes machistas entre los jóvenes, que se ha visto reflejado en un aumento de las agresiones sexuales. “Hemos percibido un repunte en gente mucho más joven, chicos y chicas de 13, 14 y 15 años, donde existe un desprecio sistemático hacia las mujeres”, ha lamentado la directora del IAM, Natalia Salvo.

Además, se ha destacado también el problema que se está viviendo en internet. “Ha aumentado mucho el ciberacoso a través de las redes sociales y el móvil”, ha explicado Salvo, quien ha añadido que se trata de una violencia “poco perceptible” que se da a través de control o micromachismos.

Este martes se ha reunido el Observatorio Aragonés de Violencia sobre la Mujer para analizar estos datos y buscar soluciones, empezando por redefinir la justicia, a través de un pacto de estado contra la violencia de género e incidir en la educación de los jóvenes para incluir la igualdad de manera transversal.

Proyecto Aflora

A partir de este mes, el IAM va a desarrollar una serie de proyectos para concienciar y luchar contra la violencia de género en todos los ámbitos de la sociedad. El primero será el Plan Aflora, que se va a llevar a cabo entre las mujeres de la cárcel de Zuera.

Concretamente, se llevarán a cabo sesiones en grupo con las mujeres de la cárcel con el objetivo primordial de superar los procesos de violencia través de la revalorización de la mujer y la reconstrucción personal.