El Teatro Principal se viste de gala para celebrar el amor de 250 parejas en sus Bodas de Oro

Este evento, que se ha iniciado en el Teatro Principal con varias actuaciones, se alargará durante todo el día con un cóctel y un baile
photo_camera Cincuenta años se dicen pronto, aunque cuando se trata del amor, son pocos los que pueden presumir de llevar medio siglo caminando de la mano

Cincuenta años se dicen pronto, aunque cuando se trata del amor, son pocos los que pueden presumir de llevar medio siglo caminando de la mano. Como auténticas estrellas de cine han ido entrando esta mañana por la alfombra roja las 250 parejas que han celebrado en el Teatro Principal sus Bodas de Oro. ¿El secreto? Paciencia, respeto y mucho amor.

Por la improvisada alfombra roja desfilaba junto a su mujer, Pascual, que cuando se le preguntaba por el secreto de su éxito lo tenía claro: “tener amor, no ser egoísta y saber perdonar, porque todo el mundo metemos la pata alguna vez y nadie somos perfectos”. Para María y Luis la clave del éxito ha estado en “tener paciencia y ayudarse todo lo que se pueda”.

Vestidos con sus mejores galas hacían su entrada triunfal en el Teatro para recibir por parte de las autoridades una escultura de José Antonio Barrios, de latón y piedra de Calatorao. Una obra de edición limitada numerada que simboliza la unión en convivencia de la pareja. Aunque, para crear esa unión, no hay recetas mágicas simplemente como reconocían muchos de ellos entre risas, “tener paciencia”.

“Eso de mirar para uno mismo sin tener en cuenta al otro no funciona en el matrimonio”, decía muy sabiamente Ramón y es que para el que todavía se pregunte cuál ha sido el secreto, no hay más truco que “respeto y mucho amor”. “Tener un poco de tolerancia, saber que todos tenemos defectos, pasar días buenos y días malos”, reconocían las parejas a su paso por la alfombra.

Aunque como en cualquier matrimonio (y más teniendo en cuenta que son 50 años) discusiones hay “como en todos sitios”, decía Rafael quien reconocía que para solucionar todos los problemas “una de las cosas más importantes es hablar. La comunicación entre la pareja es muy importante, si no hay respeto se hecha todo a perder”.

UNA HISTORIA DE PELÍCULA DETRÁS DE CADA MATRIMONIO

Y como toda buena historia de amor, hubo un momento en el que saltó la chispa entre los protagonistas. Para casi todos la chispa llegó “muy jovencicos” y ya “toda la vida” como reconocía María Teresa y su marido. En el caso de Remedios, su historia comenzó en Barcelona: “Estábamos los dos trabajando y nos conocimos en un restaurante para trabajadores. No fue muy romántico el primer encuentro pero ahí nos conocimos”.

bodas-3
Las autoridades han recibido esta mañana a las 250 parejas. 

En el caso de Rafael y Juliana la chispa saltó en Cadrete y es que cada fin de semana, Rafael y sus amigos alquilaban un taxi para preparar un baile en esta localidad zaragozana que empezaron a frecuentar y donde conoció a la que iba a ser su compañera de vida cuando apenas tenían 19 y 14 años respectivamente. Aunque ahora, echando la vista atrás, recordaban emocionados que “ha sido una vida estupenda”

La historia de María Pilar y su marido comenzó cuando el que después se convertiría en su suegro le advirtió que tenía un chico para ella al que veía salir cada mañana desde su balcón. Y finalmente, aunque al principio ella no parecía esta muy convencida, su suegro acabó teniendo razón, y se convirtió en su chico para siempre. “Hemos estado muy bien y muy felices todos estos años”, recordaban emocionados.

bodas-5
A lo largo de la mañana han disfrutado de actuaciones en el Principal. 

“Fue mi esposo a la mili con un hermano mío y allí ya nos conocimos y luego ya a los ocho o nueve meses nos casamos”; “Nos conocimos yo bordando en mi casa y el venía a ver la televisión cuando tenía 18 años y llevo toda una vida con mi marido. Nos hemos casado tres veces por la Iglesia”; “Teníamos 19 años y nos conocimos en la parroquia. Allí íbamos juntos a excursiones y cosas que se hacían en la parroquia hasta que decidimos salir juntos y hasta ahora”, y así, cientos y cientos de historias que hoy han tenido su particular y merecido homenaje con una fiesta que se alargará durante todo el día con actuaciones, un cóctel y un baile.

CINCUENTA AÑOS DAN PARA MUCHO

Aunque muchos se lamentaban de que estos cincuenta años habían pasado “demasiado deprisa”, quedarse únicamente con uno de los momentos vividos era algo complicado. Para algunos, lo más importante ha sido “estar en las enfermedades” de uno y de otro y sobre todo, “el día a día”, porque es al final en lo cotidiano donde se encuentra la clave de todos estos años de matrimonio.

“Hemos trabajado bastante y criado a nuestros hijos y se han pasado muy rápidos”, decía Juliana a quien no tardaba en recriminarle su marido entre risas eso de que “habían pasado rápido”. La mayoría han tenido que trabajar, mucho pero de todos estos años se quedan con “la compañía mutua que nos hemos hecho”.

bodas-1
Los matrimonios han recibido una escultura de José Antonio Barrios, de latón y piedra de Calatorao.

Ha habido tiempo para viajar y descubrir mundo juntos y ahora lo que queda, además de celebrar el amor por todo lo alto, es “disfrutar de la vida”, como recordaba Luis, que se acordaba mucho de sus nietos. Porque entre las más de doscientas parejas que celebraban hoy sus Bodas de Oro si hay algo que tenían todas ellas en común es el amor por sus nietos, que “son una cosa maravillosa”. Pasen los años que pasen siempre habrá un hueco para presumir de sus nietos y junto a ellos y la familia que en estos años han formado, “seguir celebrando la vida”.