Santa Rosa Filipina y San Romano de Antioquía, este es el santoral del 18 de noviembre

El santoral católico recuerda hoy, sábado 18 de noviembre, a Santa Rosa Filipina Duchesne y San Romano de Antioquía
santoral 18 noviembre
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, sábado 18 de noviembre, a Santa Rosa Filipina Duchesne y San Romano de Antioquía

El santoral católico recuerda hoy, sábado 18 de noviembre, a Santa Rosa Filipina Duchesne, una figura inspiradora de la Iglesia. Nacida en Francia en 1769, Rosa Filipina Duchesne se sintió llamada a la vida religiosa desde temprana edad. Ingresó en la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús y se convirtió en una apasionada educadora. Su deseo de llevar el cristianismo a tierras lejanas la llevó a embarcarse en una misión a América del Norte, específicamente a los territorios recién adquiridos por los Estados Unidos.

Rosa Filipina Duchesne estableció una escuela en San Carlos, Misuri, convirtiéndose en la primera religiosa en la región de Luisiana. Su dedicación a la educación y su compromiso con la evangelización la hicieron respetada y admirada en la comunidad local. A pesar de las dificultades y los desafíos que enfrentó en su misión, nunca renunció a su servicio a Dios y a la educación de las jóvenes. Fue una pionera en la promoción de la educación en el Nuevo Mundo y una ejemplo de devoción y valentía.

Este 18 de noviembre, el santoral también homenajea a San Romano de Antioquía. San Romano vivió en el siglo VI y fue un monje y obispo en la ciudad de Antioquía. Fue conocido por su vida ascética y su compromiso con la predicación del Evangelio. Durante su episcopado, San Romano enfrentó persecuciones religiosas y desafíos teológicos.

San Romano de Antioquía es recordado por su influencia en la Iglesia primitiva y su dedicación a la defensa de la ortodoxia. Sus escritos teológicos y sermones han dejado una huella duradera en la tradición cristiana. Su festividad es una ocasión para conmemorar su legado como líder espiritual y defensor de la fe en tiempos difíciles.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.