San Policarpo y Santa Josefina Vannini, venerados en el santoral del 23 febrero

Sus vidas ejemplares nos recuerdan la necesidad de vivir con coraje y compasión en medio de los desafíos y dificultades de nuestro tiempo
santoral-23
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, viernes 23 de febrero, a San Policarpo y a Santa Josefina Vannini

El santoral católico recuerda hoy, viernes 23 de febrero, a San Policarpo, un obispo de Esmirna y mártir venerado por su valentía y fidelidad a la fe cristiana. San Policarpo vivió en el siglo I y fue discípulo directo del apóstol Juan, lo que le otorgó una autoridad y una influencia significativas en la Iglesia primitiva.

San Policarpo se destacó por su celo pastoral y su firme defensa de la ortodoxia cristiana en un momento en que la fe estaba siendo atacada por herejías y persecuciones. Fue un líder espiritual ejemplar, conocido por su humildad, caridad y compromiso con el Evangelio.

Este 23 de febrero, el santoral también homenajea a Santa Josefina Vannini, una virgen italiana del siglo XIX que dedicó su vida al servicio de los enfermos y necesitados. Santa Josefina fue la fundadora de las Hijas Pobres de San Cayetano, una congregación religiosa dedicada al cuidado de los enfermos en hospitales y hogares.

Santa Josefina Vannini demostró una profunda compasión por los enfermos y desfavorecidos, y dedicó su vida a aliviar su sufrimiento físico y espiritual. Su ejemplo de servicio desinteresado y amor cristiano sigue siendo una inspiración para muchos en la actualidad.

La festividad de San Policarpo y Santa Josefina Vannini el 23 de febrero nos invita a reflexionar sobre la importancia del testimonio valiente y la caridad en la vida cristiana. Sus vidas ejemplares nos recuerdan la necesidad de vivir con coraje y compasión en medio de los desafíos y dificultades de nuestro tiempo.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.