San Mauro y San Juan Calibita, este es el santoral católico del 15 de enero

El santoral católico de hoy, lunes 15 de enero, venera al abad y monje San Mauro y al monje San Juan Calibita
santoral 15 enero
photo_camera El santoral católico de hoy, lunes 15 de enero, venera al abad y monje San Mauro y al monje San Juan Calibita

El santoral católico recuerda hoy, lunes 15 de enero, al abad San Mauro. San Mauro fue un monje y discípulo de San Benito, quien desempeñó un papel crucial en la expansión de la vida monástica en la Europa medieval. Nacido en el siglo VI en Roma, Mauro ingresó al monasterio de Subiaco, donde San Benito estableció su comunidad monástica. Después, siguió a San Benito en la fundación del famoso monasterio de Monte Cassino. San Mauro es recordado por su vida ascética, su dedicación a la oración y su obediencia a la Regla de San Benito, convirtiéndose en un ejemplo destacado de la espiritualidad monástica.

Este 15 de enero, el santoral también homenajea al monje San Juan Calibita. Nacido en Constantinopla en el siglo V, San Juan Calibita es conocido por su vida ascética y su dedicación a la oración en el desierto. Después de pasar algún tiempo en Egipto, se estableció en una celda en el monte Calibita, cerca de Roma. Su vida eremítica y sus prácticas ascéticas, como vivir en una celda muy pequeña, lo convierten en un ejemplo de renuncia y contemplación.

Ambos santos, San Mauro y San Juan Calibita, representan la rica tradición monástica en la Iglesia. Mientras San Mauro destaca por su papel en la expansión y consolidación de la vida monástica en Occidente, San Juan Calibita representa la tradición eremítica y la búsqueda solitaria de Dios en el desierto. Ambos santos inspiran a los fieles a buscar la santidad a través de la renuncia, la oración y la obediencia a la voluntad divina.

En este día, la Iglesia celebra la memoria de San Mauro y San Juan Calibita, recordándolos como testigos ejemplares de la vida monástica y la búsqueda de la santidad. Su legado perdura como fuente de inspiración para aquellos que buscan una vida de mayor intimidad con Dios, ya sea en la vida comunitaria de un monasterio o en la soledad del desierto.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.