San Marcos, San Marceliano y Santa Isabel de Schönau, este es el santoral del 18 de junio

santoral 18 junio
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, domingo 18 de junio, a los mártires San Marcos y San Marceliano y a Santa Isabel

El santoral católico recuerda hoy, domingo 18 de junio, a los mártires San Marcos y San Marceliano. San Marcos y San Msaarceliano fueron dos hermanos que vivieron en el siglo IV en Roma. Ambos eran soldados y fervientes cristianos que se negaron a renunciar a su fe a pesar de la persecución religiosa.

Fueron arrestados y torturados por su negativa a rendirse ante los dioses paganos. A pesar de las terribles torturas, San Marcos y San Marceliano permanecieron firmes en su fe y finalmente fueron ejecutados. Son venerados como mártires y símbolos de valentía y fidelidad a los principios cristianos.

Este 18 de junio, el santoral también homenajea a Santa Isabel de Schönau. Santa Isabel fue una mística y visionaria alemana que vivió en el siglo XII. Desde una edad temprana, experimentó visiones y revelaciones divinas. Sus escritos y enseñanzas sobre la vida espiritual y la devoción a Dios han sido muy apreciados. Santa Isabel dedicó su vida a la oración, la penitencia y el servicio a los demás. Su espiritualidad profunda y sus experiencias místicas la han convertido en un modelo de vida espiritual y contemplativa.

San Marcos, San Marceliano y Santa Isabel de Schönau, todos honrados en el santoral del 18 de junio, nos inspiran con su ejemplo de fe y entrega. Los mártires San Marcos y San Marceliano nos recuerdan la importancia de mantenernos firmes en nuestra fe, incluso en tiempos de adversidad. Su valentía y sacrificio son un testimonio poderoso de la fortaleza del espíritu humano.

Por otro lado, Santa Isabel de Schönau nos muestra la belleza de la vida contemplativa y la búsqueda de la cercanía con Dios a través de la oración y la devoción. Su experiencia mística nos invita a profundizar nuestra relación con lo divino y a buscar la sabiduría espiritual en nuestra vida cotidiana.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.