San Jordán de Sajonia, santoral del 13 de febrero

Un destacado sacerdote dominico cuya vida y obra dejaron una profunda huella en la Iglesia
santoral 14 septiembre
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, martes 13 de febrero, a San Jordán de Sajonia

El santoral católico recuerda hoy, martes 13 de febrero, a San Jordán de Sajonia, un destacado sacerdote dominico cuya vida y obra dejaron una profunda huella en la Iglesia, que falleció el 13 de febrero de 1237. San Jordán nació en Sajonia en el año 1190 y se unió a la Orden de los Predicadores, también conocidos como los Dominicos, bajo la influencia de Santo Domingo de Guzmán.

San Jordán se destacó como un erudito y un teólogo excepcional. Fue conocido por su elocuencia y habilidades en la predicación, lo que le permitió difundir la enseñanza de la Iglesia y la fe cristiana de manera efectiva. Durante su vida, desempeñó un papel fundamental en la expansión de la Orden Dominicana y la promoción de la educación y la formación religiosa.

En 1222, San Jordán fue elegido como el segundo Maestro de la Orden de los Predicadores, sucediendo a Santo Domingo de Guzmán. Durante su liderazgo, la Orden continuó creciendo y consolidando su influencia en la Iglesia. San Jordán también fue un defensor apasionado de la reforma de la Iglesia y la promoción de una vida religiosa auténtica.

San Jordán de Sajonia falleció el 13 de febrero de 1237, dejando un legado de santidad y devoción a la Iglesia. Su festividad es una oportunidad para recordar su importante contribución al dominicismo y su compromiso con la enseñanza y la difusión de la fe cristiana. San Jordán de Sajonia sigue siendo un modelo de vida piadosa y entrega a Dios en la tradición dominicana.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.