San Isaías y Santa Luisa de Marillac, descubre a quién felicitar hoy con el santoral de este 9 de mayo

El santoral católico recuerda hoy, 9 de mayo, al profeta San Isaías y a la religiosa Santa Luisa de Marilac
Santoral 9 de mayo
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, 9 de mayo, al profeta San Isaías y a la religiosa Santa Luisa de Marilac

El santoral católico recuerda hoy, 9 de mayo, a San Isaías, uno de los cuatro profetas mayores del Antiguo Testamento. Su obra se considera como una de las más importantes de la literatura profética del judaísmo y el cristianismo.

San Isaías nació en Jerusalén en el siglo VIII a.C. y fue llamado por Dios para ser profeta. Su obra profética se recoge en el libro de Isaías en la Biblia, que consta de 66 capítulos. Se cree que escribió la mayoría de los primeros 39 capítulos durante el reinado del rey Ezequías de Judá, y los capítulos restantes después de la caída de Jerusalén en el 586 a.C. Isaías profetizó sobre la venida del Mesías y la salvación del pueblo de Israel.

Sus profecías se centraron en la justicia, la misericordia y la fidelidad de Dios, así como en la necesidad de arrepentimiento y conversión. También habló sobre la restauración de Israel después de su exilio en Babilonia y la llegada del Reino de Dios. Se reconoce a San Isaías como uno de los profetas más importantes del Antiguo Testamento.

Este 9 de mayo el santoral también honra a Santa Luisa de Marillac, una santa católica que fundó las Hijas de la Caridad, junto a San Vicente de Paúl, en el siglo XVII. Se considera a Santa Luisa de Marillac como la cofundadora de esta congregación religiosa dedicada a ayudar a los pobres y enfermos. Luisa de Marillac fue una mujer de gran fe y caridad que dedicó su vida a ayudar a los pobres y necesitados. Se casó a una edad temprana y tuvo un hijo, pero su esposo falleció poco después. A pesar de las dificultades, Luisa mantuvo su fe y su dedicación a los pobres.

En 1625 conoció a San Vicente de Paul y trabajó con él para organizar la caridad en Francia. Juntos fundaron las Hijas de la Caridad, una orden religiosa dedicada al servicio de los pobres y enfermos. Su obra apostólica no se detuvo, y en la actualidad la Compañía de las "Hijas de la Caridad" cuenta con unas 3.000 casas y más de 27.000 hermanas en los cinco continentes. Luisa de Marillac murió en 1660 y fue canonizada en 1934 por el Papa Pío XI. Se la considera la patrona de las personas marginadas, los voluntarios, los trabajadores sociales y los enfermos.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.