San Filogonio, este es el santoral del 20 de diciembre

El santoral católico recuerda hoy, miércoles 20 de diciembre, a San Filogonio, obispo de Antioquía en el siglo IV
santoral 20 diciembre
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, miércoles 20 de diciembre, a San Filogonio, obispo de Antioquía

El santoral católico recuerda hoy, miércoles 20 de diciembre, a San Filogonio, obispo de Antioquía, una figura venerada en la tradición cristiana por su liderazgo pastoral y su defensa de la ortodoxia. San Filogonio vivió en el siglo IV y fue elegido obispo de Antioquía en un momento crucial de la historia de la Iglesia, marcado por disputas teológicas, especialmente en relación con la controversia arriana.

Durante su episcopado, San Filogonio se destacó por su firme oposición a las enseñanzas heréticas de Arrio, quien negaba la divinidad plena de Jesucristo. Filogonio desempeñó un papel activo en el Concilio de Nicea en el año 325, donde se formuló el Credo Niceno, que reafirmaba la divinidad de Cristo. Su contribución a la defensa de la fe ortodoxa en medio de las controversias teológicas le valió el reconocimiento y la veneración en la Iglesia.

La memoria de San Filogonio perdura como la de un pastor valiente y firme en la fe. Su liderazgo episcopal y su participación en eventos clave de la historia eclesiástica lo destacan como un testigo y defensor de la verdad cristiana. En este día, la comunidad cristiana reflexiona sobre el legado de San Filogonio, recordando la importancia de mantener la ortodoxia en la enseñanza cristiana y de estar dispuestos a defenderla cuando sea necesario. La festividad de hoy es una oportunidad para honrar la valentía y la dedicación de este obispo que luchó por la pureza de la fe cristiana.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.