San Evaristo y San Frumencio, este es el santoral del 27 de octubre

El santoral católico recuerda este viernes 27 de octubre al papa San Evaristo, Papa y al obispo y apóstol San Frumencio
Santoral 27 de octubre
photo_camera El santoral católico recuerda este viernes 27 de octubre al papa San Evaristo, Papa y al obispo y apóstol San Frumencio

El santoral católico recuerda hoy, viernes 27 de octubre, a San Evaristo, Papa, quien se cree que gobernó la Iglesia Católica en un período crucial de transición a principios del siglo II. San Evaristo es recordado por su liderazgo durante un momento de crecimiento y consolidación de la comunidad cristiana.

Se le atribuye haber fortalecido la estructura eclesiástica y haber promovido la expansión de la fe en un entorno desafiante. Su legado perdura en la memoria de la Iglesia como un ejemplo de sabiduría y firmeza en la dirección de la comunidad cristiana primitiva.

Este 27 de octubre, el santoral también homenajea a San Frumencio, obispo y apóstol de Etiopía, cuya labor misionera se remonta al siglo IV. San Frumencio es reconocido por su contribución significativa a la propagación y consolidación del cristianismo en la región de Etiopía.

Después de haber sido secuestrado en su juventud y llevado a Etiopía, Frumencio trabajó incansablemente para difundir la fe cristiana entre las comunidades locales. Fue fundamental en el establecimiento de la Iglesia en Etiopía y en la formación de la identidad cristiana en la región, dejando un legado duradero de fe y devoción entre los fieles etíopes.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.