San Bonifacio, San Benito y San Arsenio, descubre el santoral de este 8 de mayo

El santoral católico recuerda hoy, 8 de mayo, a los santos San Bonifacio, San Benito y San Arsenio, entre otros
Santoral 8 de mayo
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, 8 de mayo, a los santos San Bonifacio, San Benito y San Arsenio, entre otros

El santoral católico recuerda hoy, 8 de mayo, a San Bonifacio IV, el Papa número 67 de la Iglesia Católica. Este monje benedictino originario de la Mársica fue elegido Papa en el año 608 hasta su muerte en el 615. Durante su papado, consagró el Panteón de Roma como una iglesia católica, lo que ayudó a preservar este importante monumento histórico.

También este lunes se celebran otros santos según el santoral católico. San Benito II fue el Papa número 80 de la Iglesia Católica, y gobernó desde el 684 hasta su muerte en el 685. Fue elegido como Papa en circunstancias controvertidas. Bajo su pontificado se interrumpió la costumbre según la cual la elección del nuevo Papa debía ser ratificada por Constantinopla.

Desde entonces bastó solo la aprobación del gobernador bizantino de Ravena. Durante su breve pontificado, no tuvo tiempo para realizar grandes acciones, pero es recordado por su humildad y su devoción a la Iglesia.

Este 8 de mayo el santoral conmemora también a San Arsenio de Scete, monje eremita egipcio nacido en el siglo IV, que se retiró al monte de Escete en Egipto para dedicarse a la oración y la meditación. Según la tradición, San Arsenio fue uno de los discípulos de San Antonio Abad, el fundador del monasticismo cristiano en el desierto de Egipto. Después de pasar muchos años en el desierto, San Arsenio fue un líder espiritual y un consejero muy respetado entre los monjes.

Se dice que San Arsenio se convirtió en una anacoreta, un ermitaño dedicado a la contemplación y a las prácticas ascéticas. Sus enseñanzas se recopilaron en la obra conocida como "Las palabras de Arsenio". Murió alrededor del año 450.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.