San Anicieto y Santa Inés de Montepulciano, descubre el santoral de este jueves 20 de abril

El santoral católico de hoy, jueves 20 de abril, recuerda a San Anicieto y a Santa Inés de Montepulciano, entre otros
santoral 20 de abril
photo_camera El santoral católico de hoy, jueves 20 de abril, recuerda a San Anicieto y a Santa Inés de Montepulciano

El santoral de hoy, jueves 20 de abril, recuerda a San Anicieto, el undécimo Papa de la Iglesia Católica. Gobernó desde el año 155 hasta su muerte en el 166, en la época de Marco Aurelio. Se le conoce por su papel en la controversia junto a Policarpo de Esmirna sobre la fecha de la celebración de la Pascua.

Defendió la tradición de celebrar la Pascua en el primer domingo después de la primera luna llena de la primavera, mientras que algunos cristianos en Asia Menor defendían la observancia en el día 14 del mes de Nisán, independientemente del día de la semana.

Además, se conoce a San Anicieto por su amistad con el apologista Justino y por su condena a la doctrina montanista y su enfrentamiento con los gnósticos y los marcionistas. También se le atribuye haber establecido el rito de la comunión diaria para los fieles que así lo desearan. Durante su pontificado, la Iglesia enfrentó el creciente peligro del gnosticismo y otras herejías. San Aniceto trabajó para combatirlas y fortalecer la ortodoxia cristiana.

El santoral católico de este 20 de abril recuerda también a Santa Inés de Montepulciano. Fue una virgen y religiosa dominicana italiana nacida en el año 1268 en Montepulciano, Italia. Se unió a la orden dominicana a la edad de 15 años y destacó por su vida de oración y contemplación.

Se la conoció por sus visiones místicas y su gran amor por la Eucaristía. Según la tradición, recibió la visita de San Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de los Dominicos, y le prometió que sería el patrón de su monasterio. También se dice que recibió una visión de la Santísima Trinidad en la que se le reveló que ella era la esposa de Cristo.

Inés fundó un monasterio de la Orden de Santo Domingo en Montepulciano del que fue abadesa. Durante ese tiempo, ella promovió una vida de oración y penitencia entre sus hermanas y atrajo a muchas mujeres jóvenes a la vida religiosa. Inés de Montepulciano murió el 20 de abril de 1317 y el Papa Inocencio XII la canonizó como santa en 1726.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Los santos son venerados como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.