La reliquia de San Juan Pablo II ya está expuesta al culto en la iglesia de Mequinenza

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Mequinenza ya tiene expuesta al culto una reliquia de San Juan Pablo II, convirtiéndose así en la primera parroquia aragonesa que cuenta con una reliquia del que fuera Papa. Se trata de un mechón de pelo, que se presentó en el transcurso de una misa celebrada por el arzobispo de Zaragoza.

Zaragoza.- La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Mequinenza ya tiene expuesta al culto una reliquia de San Juan Pablo II. Se trata de un mechón de pelo del pontífice que se ha instalado en un altar bajo una imagen del Papa. Al acto han asistido numerosos feligreses que han llenado el templo y las autoridades locales entre las que se encontraba Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza.

La entronización e introducción se ha llevado a cabo en el transcurso de una misa celebrada por Vicente Jiménez, arzobispo de Zaragoza, en la que también han participado el misionero de la localidad Eduardo Roca y el párroco Piotr Jupowicz, artífice de que la de Mequinenza sea la primera parroquia aragonesa que cuenta con una reliquia del que fuera Papa.

En su homilía Vicente Jiménez se ha referido a la figura de Karol Wojtyla, del que guarda buenos recuerdos ya que fue el que le nombró obispo, el encargado, decía, de “llevar a la iglesia al tercer milenio”. El arzobispo recordaba las palabras del Papa cuando inauguró su pontificado “no tengáis miedo abrid de par en par las puertas a Cristo” y se refería a la reliquia “para que San Juan Pablo II interceda desde el cielo por nuestras necesidades y podamos invocarlo desde la tierra y podamos llevarle los gozos y las alegrías y los problemas y las dificultades”.

Al finalizar la celebración se ha procedido a la reapertura de los Salones Parroquiales, un espacio que el Ayuntamiento de Mequinenza ha remodelado por completo para el uso de todos los vecinos de la localidad y de las diferentes asociaciones y entidades.

Más en SOCIEDAD