Regresan los “Minutos de Esperanza”, iniciativa para ayudar a los presos sin recursos las cárceles

 “Minutos de Esperanza” es una iniciativa que busca que todos los internos de Zuera, Teruel y Daroca puedan felicitar la Navidad.
photo_camera “Minutos de Esperanza” es una iniciativa que busca que todos los internos de Zuera, Teruel y Daroca puedan felicitar la Navidad.

Los días más familiares y de reencuentros de todo el año están cada vez más cerca y aunque son la alegría para muchos, para otros, como los presos, son días de mucha tristeza y desolación. Pasar entre rejas estas fechas tan señaladas se puede hacer muy cuesta arriba para los internos aragoneses que se encuentran muy lejos de sus familias y sus seres queridos y, otros muchos, ni siquiera tienen a nadie fuera esperándoles.

Para hacer un poquito más llevaderos estos días, desde Pastoral Penitenciaria de Aragón han puesto en marcha por séptimo año consecutivo la campaña “Minutos de Esperanza”, una iniciativa que busca que todos los internos de Zuera, Teruel y Daroca puedan felicitar la Navidad a sus seres queridos gracias a la recaudación de unos donativos que servirán para que puedan hacer esas llamadas.

Esta mañana ha tenido lugar la presentación de la campaña con la presencia de Isabel Escartín, la delegada de Pastoral Penitenciaria y una de las voluntarias en la cárcel de Zuera, Elena Jiménez, quién ha relatado su experiencia como voluntaria y cómo “se recibe mucho más de lo que ellos te dan”.

Desde Pastoral Penitenciaria de Aragón han puesto en marcha por séptimo año consecutivo la campaña “Minutos de Esperanza”.

Durante la presentación, se ha proyectado el testimonio de un ex preso de la cárcel de Zuera que animaba a participar en la campaña y pedía a la sociedad que “me gustaría que las personas no me juzgasen por lo que hice en mis momento más oscuros”, y asegurando que después de la ayuda recibida por parte de la pastoral y los voluntarios que la conforman, “hoy sé que Dios está a mi lado”.

Sobre el origen de la campaña, Escartín ha aclarado que "nació hace siete años viendo la necesidad de las personas presas de comunicarse en Navidad con sus seres queridos y como muchos son indigentes. Por ello, se nos ocurrió conseguir a través de esta campaña que todos tuvieran dinero para llamar por teléfono". Hace años el sistema de entrega de este dinero era a través de tarjetas telefónicas. Sin embargo, "anuladas las tarjetas, ahora los funcionarios tienen que incluir los 5 euros obtenidos en la campaña, en el código que cada interno tiene para sus llamadas.

“Cuando vas a la cárcel les llevas la esperanza de una nueva vida y les muestras a las personas que un día perdieron lo más valioso, la libertad”, relataba entre lágrimas la voluntaria Elena Jiménez y ha concluido asegurando que cuando van con los presos les muestran que “hay un Dios que les perdona todas sus equivocaciones porque les ama”.

CÓMO SE PUEDE COLABORAR

Para poder aportar un pequeño granito de arena a esta iniciativa solidaria, desde Pastoral Penitenciaria de Aragón ofrecen dos modos de enviar el dinero. Uno de ellos es a través de Bizum con el código 04294 y la otra es mediante transferencia bancaria al número de cuenta ES57 2085 0138 3303 3063 6058. Todas las donaciones se podrán realizar hasta el próximo 20 de diciembre, fecha límite para entregar la donación.

El objetivo de recaudación este año es superar lo recaudado en campañas anteriores que ha llegado a ascender a los 13.000 euros.

MÁS DE 1.000 PRESOS EN ARAGÓN

En Aragón hay un total de 1.880 presos de los cuales 80 son mujeres y 45 menores de edad. Además de la campaña y las diversas actividades que tienen lugar en Navidad, desde Pastoral Penitenciaria realizan actividades con los presos durante todo el año con más de 20 programas de formación, preparación sociolaboral y hasta visitas al Pirineo o a Lourdes.