Siete recetas con el ingrediente estrella del otoño: la calabaza

Siete recetas con el ingrediente estrella del otoño: la calabaza. Desde el clásico Pumpkin Pie hasta el delicioso Pumpkin Spice Latte.

El otoño llega y con él la estación de la calabaza, un ingrediente versátil y delicioso que nos ofrece una variedad de opciones culinarias. Desde la clásica Tarta de Calabaza hasta el reconfortante Pumpkin Spice Latte, la calabaza es la estrella de la temporada. Descubre siete recetas con calabaza irresistibles que celebran este icónico ingrediente y deleitan todos los paladares.

1. TARTA DE CALABAZA (PUMPKIN PIE)

La Tarta de Calabaza es una delicia clásica del otoño. Su suave relleno a base de puré de calabaza y especias como canela y nuez moscada se vierte en una corteza de pastel y se hornea hasta que cuaje.

Ingredientes: 1 base de masa para tarta (comprada o casera), 1 o 1/2 tazas de puré de calabaza, 3/4 taza de azúcar moreno, 1 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de jengibre molido, 1/4 cucharadita de nuez moscada, 1/4 cucharadita de clavo molido, 1/2 cucharadita de sal, 2 huevos grandes y 1 taza de crema espesa.

Preparación: Precalienta el horno a 200°C (400°F), estira la masa para tarta en un molde previamente engrasado y pínchala con un tenedor. En un tazón grande, mezcla el puré de calabaza con el azúcar moreno, la canela, el jengibre, la nuez moscada, el clavo y la sal. Después, agrega los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición. Incorpora la crema espesa y mezcla hasta obtener una mezcla suave y uniforme y vierte la mezcla sobre la base de masa para tarta.

Hornea en el horno precalentado durante 15 minutos a 200°C (400°F) y luego reduce la temperatura a 180°C (350°F). Continúa horneando durante 40-45 minutos o hasta que el centro de la tarta esté firme. Retira la tarta del horno y déjala enfriar antes de servir. Puedes acompañarla con crema batida o helado de vainilla.

tarta de calabaza, recetas calabaza

2. SOPA DE CALABAZA (PUMPKIN SOUP)

La Sopa de Calabaza es una opción saludable y reconfortante. Preparada con calabaza asada o hervida, junto con cebolla, ajo, caldo de verduras y especias, esta sopa es perfecta para calentar tu alma en los días fríos de otoño.

Ingredientes: 500 gramos de calabaza, pelada y en cubos, 1 cebolla, picada, 2 dientes de ajo, picados, 4 tazas de caldo de verduras, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1/2 cucharadita de comino molido, sal y pimienta al gusto, crema agria y semillas de calabaza tostadas (opcional).

Preparación: En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio, agrega la cebolla y el ajo y saltea hasta que estén dorados y fragantes, aproximadamente 5 minutos. Agrega los cubos de calabaza a la olla y cocina por otros 5 minutos, revolviendo ocasionalmente. Espolvorea el comino molido sobre la calabaza y mezcla bien. Vierte el caldo de verduras en la olla y lleva la mezcla a ebullición. Luego, reduce el fuego y cocina a fuego lento unos 15-20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna.

Utiliza una licuadora para hacer puré de la sopa directamente en la olla hasta obtener una textura suave y uniforme. Recalienta la sopa si es necesario, y sazona con sal y pimienta al gusto. Sirve la sopa de calabaza caliente, y si lo deseas, decora cada porción con una cucharada de crema agria y unas semillas de calabaza tostadas.

sopa de calabaza, recetas calabaza

3. PASTEL DE CALABAZA (PUMPKIN CAKE)

Los Pasteles de Calabaza son ideales para los amantes de los postres. Con puré de calabaza, canela, nuez moscada y un glaseado de queso crema, este pastel es una explosión de sabores otoñales.

Ingredientes: 1 taza de puré de calabaza (puede ser de lata o casero), 1 taza de azúcar granulada, 1/2 taza de aceite vegetal, 2 huevos grandes, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 o 1/2 tazas de harina de trigo, 1 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 1/2 cucharadita de jengibre molido, 1/4 cucharadita de clavo molido, 1 cucharadita de polvo de hornear, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/4 cucharadita de sal.

Preparación: Precalienta el horno a 180°C (350°F) y engrasa un molde para pastel. En un tazón grande, combina el puré de calabaza, azúcar, aceite vegetal, huevos y extracto de vainilla. Mezcla bien.En otro tazón, tamiza harina de trigo, canela, nuez moscada, jengibre molido, clavo molido, polvo de hornear, bicarbonato de sodio y sal.

Agrega los ingredientes secos a la mezcla húmeda y revuelve hasta que estén bien incorporados. Vierte la masa en el molde para pastel preparado. Hornea durante 30-35 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.

Deja enfriar en el molde por unos minutos antes de transferir a una rejilla para enfriar completamente. Adicionalmente, puedes glasear con queso crema o espolvorear azúcar en polvo antes de servir.

pastel de calabaza, recetas calabaza

4. CALABAZA RELLENA (STUFFED PUMPKIN)

La Calabaza Rellena con una mezcla de arroz, carne, especias y otros ingredientes es una opción única que puede servir como plato principal.

Ingredientes: 1 calabaza grande (aproximadamente 3-4 libras o 1.5-2 kg), 1 taza de arroz, 1/2 libra (225 g) de carne molida (opcional, puedes usar carne de cerdo, res o pavo), 1 cebolla, picada, 2 dientes de ajo, picados, 1 pimiento rojo, picado (opcional), 1 tomate, picado, 1/2 taza de maíz (puede ser maíz enlatado o congelado), 1/2 taza de guisantes, 1 cucharadita de comino molido, sal y pimienta al gusto, aceite de oliva y queso rallado (opcional, para gratinar).

Preparación: Precalienta el horno a 180°C (350°F), lava la calabaza, córtala por la parte superior como una tapa y quita las semillas y las fibras. Cocina el arroz siguiendo las instrucciones del paquete y resérvalo. En una sartén grande con aceite de oliva, cocina la carne molida hasta que esté dorada (para una versión vegetariana, omite la carne).

Agrega cebolla, ajo, pimiento y tomate a la sartén. Cocina hasta que las verduras estén tiernas y añade el arroz cocido, maíz y guisantes a la mezcla de carne y verduras. Condimenta con comino, sal y pimienta al gusto, mezcla bien, rellena la calabaza con la mezcla de arroz y carne, compactándola suavemente. Después, coloca la "tapa" de la calabaza, envuélvela en papel de aluminio y colócala en una bandeja para horno. Hornea durante 1 hora y 30 minutos o hasta que la calabaza esté tierna.

Opcionalmente, espolvorea queso rallado al final de la cocción y gratina unos minutos hasta que dore.Retira la calabaza rellena del horno y sirve en porciones.

calabaza rellena, recetas calabaza

5. CREMA DE CALABAZA (MASHED PUMPKIN)

La Crema de Calabaza es un acompañamiento clásico que se prepara cocinando la calabaza y machacándola con mantequilla y especias. Esta crema suave y sabrosa es perfecta para servir junto con otros platos de otoño, como pavo asado.

Ingredientes: 1 calabaza (aproximadamente 2 libras o 1 kg), pelada y en cubos, 2 cucharadas de mantequilla,1/2 taza de leche, 1/2 cucharadita de sal, 1/4 cucharadita de pimienta negra y una pizca de nuez moscada (opcional).

Preparación: Pelar y cortar la calabaza en cubos de tamaño uniforme. Hierve los cubos de calabaza en una cacerola grande con suficiente agua hasta que estén tiernos. Esto generalmente toma alrededor de 15-20 minutos. Puedes comprobar la ternura de la calabaza insertando un tenedor; debe entrar fácilmente. Escurre la calabaza y luego vuelve a poner los cubos en la cacerola.

Agrega la mantequilla a la calabaza caliente y comienza a aplastar los cubos con un tenedor o un machacador de papas hasta que obtengas una textura suave. Agrega la leche, la sal y la pimienta negra, y sigue mezclando y machacando hasta que la crema tenga la consistencia que prefieras. Si deseas, puedes añadir una pizca de nuez moscada para darle un toque extra de sabor.

crema de calabaza, recetas calabaza

6. RISOTTO DE CALABAZA

El Risotto de Calabaza es una variación del plato italiano clásico. En esta receta, la calabaza se combina con arroz, cebolla, vino blanco, caldo y queso para crear un plato cremoso con un sabor inconfundible de otoño.

Ingredientes: 1 taza de arroz Arborio o Carnaroli, 1/2 taza de puré de calabaza (puede ser de lata o casero), 1/2 taza de vino blanco seco, 4 tazas de caldo de verduras caliente, 1/2 cebolla, picada, 2 cucharadas de mantequilla, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1/2 taza de queso parmesano rallado, sal y pimienta al gusto, una pizca de nuez moscada (opcional) y hojas de salvia fresca para decorar (opcional).

Preparación: Calienta el caldo de verduras en una cacerola grande a fuego bajo para mantenerlo caliente mientras cocinas el risotto.

En una sartén grande, calienta aceite de oliva y 1 cucharada de mantequilla a fuego medio. Sofríe la cebolla picada hasta que esté dorada y translúcida y añade el arroz y tuesta ligeramente en la mezcla de mantequilla y aceite. Vierte el vino blanco y cocina hasta que se absorba casi por completo. Agrega el puré de calabaza y cocina durante unos minutos.

Añade el caldo de verduras caliente, cucharón a cucharón, revolviendo constantemente y esperando a que el líquido se absorba antes de agregar más. Continúa este proceso hasta que el arroz esté al dente, unos 18-20 minutos.

Retira la sartén del fuego, agrega la mantequilla restante, queso parmesano, sal, pimienta y nuez moscada (si deseas) y mezcla bien. Sirve el Risotto de Calabaza caliente y, si lo prefieres, decora con hojas de salvia fresca para un toque elegante.

7. PUMPKIN SPICE LATTE

El Pumpkin Spice Latte es una bebida reconfortante que se ha convertido en un ícono del otoño y Halloween.

Ingredientes: 1 taza de café fuerte o espresso, 1/2 taza de leche, 2 cucharadas de puré de calabaza, 2 cucharadas de azúcar moreno, 1/2 cucharadita de canela, 1/4 cucharadita de nuez moscada, 1/4 cucharadita de jengibre molido, una pizca de clavo molido (opcional), crema batida (opcional), canela en polvo para decorar (opcional).

Preparación: Prepara una taza de café fuerte o espresso y resérvalo. En una cacerola, calienta la leche a fuego medio, sin dejar que hierva. Agrega el puré de calabaza y revuelve hasta que se mezcle bien con la leche. Añade el azúcar moreno, la canela, la nuez moscada, el jengibre y el clavo (si lo deseas) a la leche con calabaza. Continúa revolviendo hasta que los ingredientes estén bien incorporados y la mezcla esté caliente.

Vierte el café o espresso preparado en una taza grande. Vierte la mezcla de leche y calabaza sobre el café, usando un colador si deseas una textura más suave. Si lo deseas, agrega crema batida encima y espolvorea un poco de canela en polvo.