¿Por qué se celebra el Día del Trabajador? Estos son los orígenes del 1 de mayo

El 1 de mayo se celebra el Día del Trabajador en España, una jornada que se celebra con manifestaciones y actos conmemorativos
trabajador1
photo_camera El 1 de mayo se celebra el Día del Trabajador

El 1 de mayo es una fecha emblemática en el calendario laboral de España por ser el Día del Trabajador, una jornada que se celebra en todo el país con manifestaciones y actos conmemorativos. Pero, ¿cuál es el origen de esta festividad?

El Día del Trabajador tiene su origen en el movimiento obrero del siglo XIX en Estados Unidos cuando Federación Americana del Trabajo promovió una huelga general en 1886 para exigir una jornada laboral de ocho horas frente a las 12 y 18 horas que se trabajaban. Los manifestantes reclamaban “ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de ocio” y, bajo esta máxima, se convocaron más de 300 manifestaciones a las que se unieron 88.000 trabajadores en Chicago.

Las manifestaciones continuaron durante varios días, y se saldaron con las muertes de varios miembros de las fuerzas de seguridad y múltiples manifestantes, a los que se los conoce popularmente como los “Mártires de Chicago”. Este evento desencadenó una ola de movilizaciones en todo el mundo, incluida España, donde los trabajadores reivindicaban unas condiciones laborales más justas y dignas.

EL DÍA DEL TRABAJADOR EN ESPAÑA

En España, los trabajadores, especialmente en sectores como la minería, la construcción y la industria textil, enfrentaban jornadas laborales extenuantes, salarios bajos y condiciones de trabajo peligrosas, por lo que la lucha por los derechos laborales se convirtió en una prioridad para muchos trabajadores españoles. El primer Día del Trabajador en España se celebró el 1 de mayo de 1889, tres años después de la huelga general en Estados Unidos.

huelga-trabajador
Los sindicatos y organizaciones laborales aprovechan este día para visibilizar las problemáticas laborales y exigir medidas

Aquel día tuvieron lugar dos manifestaciones en Madrid, una socialista y otra anarquista, reuniendo a miles de personas. Otras ciudades de España celebraron manifestaciones por el Día del Trabajador el 1 de mayo, pero muchas de ellas fueron violentas atrayendo la intervención de la Guardia Civil. A pesar de las revueltas, estas manifestaciones marcaron un precedente para celebrar el Día del Trabajador.

Oficialmente, fue durante la II República cuando se estableció el 1 de mayo como festivo nacional en 1931. Sin embargo, Franco lo abolió tras el golpe de estado. Finalmente, el festivo nacional se reestableció con la llegada de la democracia en 1975.

En la España contemporánea, el Día del Trabajador sigue siendo una fecha de gran relevancia que recuerda la historia y los retos a los que enfrenta la clase trabajadora. A pesar de los avances en materia de derechos laborales, la precariedad laboral, el desempleo y la desigualdad siguen siendo realidades que afectan a muchos trabajadores en el país.

Los sindicatos y organizaciones laborales aprovechan el 1 de mayo para visibilizar estas problemáticas y exigir medidas que garanticen empleos estables, salarios dignos y condiciones laborales seguras. Las manifestaciones y concentraciones que tienen lugar en ciudades de toda España son un recordatorio de que la lucha por los derechos laborales continúa siendo una prioridad.

Más en SOCIEDAD