El Proyecto I+D+i Segeda presenta un libro sobre su contexto histórico entre Catón y Nobilior

El Proyecto de Investigación y Desarrollo de Segeda, la antigua ciudad celtíbera ubicada en la provincia de Zaragoza, ha presentado un libro sobre la época histórica que abarca de Catón a Nobilor, del 195 al 153 antes de Cristo. El volumen es un homenaje al profesor Antonio Beltrán.

Teruel.-El libro Segeda y su Contexto Histórico. Entre Catón y Nobilior (195 al 153). Homenaje a Antonio Beltrán Martínez es resultado de las investigaciones realizadas en el Proyecto Segeda bajo la dirección de Francisco Burillo Mozota, Catedrático de Prehistoria de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel.

Se ha desarrollado durante los Proyectos I+D+I Segeda. El primero entre los años 2002 y 2005 (Procesos sociales y económicos en la formación y desarrollo de la ciudad Estado celtibérica de Segeda), y el segundo que se está llevando a cabo entre el año 2006 y 2008 (La ciudad celtibérica de Segeda y su territorio: procesos históricos y estrategias de análisis), los únicos Proyectos de la Dirección General de Investigación, del Ministerio de Educación y Ciencia que se dirigen desde el Campus de Teruel, según ha explicado Burillo.

El contenido de este libro fue la base de las Jornadas: Nuevos Enfoques en el Estudio de la Celtiberia, celebradas en Daroca los días 16 a 18 de Noviembre de 2006, por lo que nos encontramos ante las actas de dicha reunión. Dichas Jornadas fueron posibles gracias al apoyo del Centro de Estudios Darocenses, de la Comarca Comunidad de Daroca y de Asociación Iberkeltia.

Esta obra trata de analizar la importancia que pudo tener Segeda, una ciudad Estado celtíbera, para que el Senado de Roma le declarara la guerra, cuestión que viene debatiéndose desde 1998, fecha en la que se inicia este proyecto. Hasta 17 especialistas han colaborado en los 14 capítulos, con temas que permiten contextualizar la ciudad estado de Segeda en la etapa histórica de la primera mitad del siglo II, la que se desarrolla entre Catón, año 195, y Nobilior, año 153.

El libro está dedicado a la figura del gran historiados Antonio Beltrán Martínez, fallecido en el momento de realización final de esta obra.