El presidente del TSJA pide una "regeneración de la gestión pública" que evite la "enfermedad" de la corrupción

El presidente del TSJA, Manuel Bellido, ha propuesto este viernes impulsar "una regeneración de la gestión pública" que evite la "enfermedad" de la corrupción. En su discurso en el acto de Apertura del Año Judicial, Bellido también ha pedido ampliar la planta judicial y replantear la actual distribución de los juzgados.

Zaragoza.- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Manuel Bellido, ha considerado este viernes que la labor de la Justicia en la lucha contra la corrupción es "insuficiente" puesto que "tiene un carácter quirúrgico, de extirpación del tumor". A la labor de los tribunales "debe precederle una regeneración de la gestión pública" que "evite la enfermedad y establezca reglas y controles para el buen gobierno". Éste es uno de los mensajes que ha lanzado Bellido en su discurso con motivo de la Apertura del Año Judicial en la Comunidad.

Y es que para el presidente del TSJA para restaurar la confianza ciudadana en las instituciones y, en concreto en la Justicia, es necesario "garantizar la independencia" de ésta "frente al poder político". Aún más cuando se trata de luchar contra la corrupción.

Eso sí, Bellido ha pedido a la ciudadanía que no caiga en el desánimo porque la actuación de los tribunales "pone de manifiesto que las instituciones están funcionando", que los responsables "son juzgados y, cuando corresponde en aplicación de las normas y garantías penales, condenados, cualquiera que sea su estatus y relevancia pública".

En su discurso, Manuel Bellido ha destacado la agilidad de los tribunales aragoneses. Entre otras cifras, ha recordado que el número de asuntos pendientes de resolver en los juzgados aragoneses en 2015 se redujo un 13,41% en comparación con el año anterior. Los tiempos de respuesta en Aragón "destacan favorablemente, especialmente en jurisdicciones como la civil".

Bellido ha subrayado en varias ocasiones que la eficiencia de la Justicia no solo depende de los jueces sino que "resulta imprescindible" contar con el apoyo de los poderes públicos. Y, en concreto, al Gobierno de Aragón le ha pedido que proporcione los medios humanos y materiales necesarios para el buen funcionamiento de los órganos judiciales".

Aumentar la planta judicial

También ha aprovechado su discurso para recordar que es "imprescindible" acometer un incremento de la planta judicial" y ha destacado la creación de nuevos juzgados en las materias mercantil, social, penal, de familia y de incapacidades en Zaragoza. Sin embargo, ésta es una solución "insuficiente", según Bellido, mientras no se acometan "reformas estructurales" que lleven a replantear la actual distribución territorial de juzgados y avanzar hacia "modelos de colegiación de los órganos judiciales como el tribunal de instancia".

Otro de los pilares para mejorar la Justicia es, según Bellido, su "modernización" mediante la aplicación de las nuevas tecnologías. Ahora bien, ésta "no será una transformación sencilla" y "no debe preocupar tanto el estricto cumplimiento de los plazos como consolidar cada paso, garantizando siempre la adecuada prestación del servicio". Para ello "resultará necesario mantener el expediente judicial en papel hasta que el digital esté completamente implantado, puesto que no es operativo un sistema mixto", ha puntualizado Bellido, quien ha apostado por la "adecuada formación de los usuarios" y ha trasladado al Gobierno de Aragón la "total colaboración" de los jueces y magistrados de la Comunidad.

Rivera y la Lecrim

También ha ofrecido un discurso durante el acto de Apertura del Año Judicial en Aragón el fiscal superior de la Comunidad, José María Rivera. Ha incidido en las "novedades" que han supuesto la aplicación de las nuevas tecnologías para las comunicaciones con los órganos judiciales (en referencia al sistema LexNet), el comienzo de la implantación del expediente judicial electrónico y la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Respecto a esta última, Rivera ha recordado algunos de los cambios que ha supuesto y ha señalado que "no se trata de descargar a uno y a otro de sus funciones y responsabilidades sino de compartirlas, impulsando la instrucción hacia su meta natural que es la de la preparación del juicio oral o el sobreseimiento de la causa".

Rivera también ha valorado el trabajo de la Unidad de Apoyo al Fiscal Superior de Aragón, que constituye "un ejemplo a seguir" para otras comunidades, y a la Sección de Investigación de la Fiscalía Provincial de Zaragoza cuya actuación ha sido "totalmente satisfactoria y eficaz" y ha supuesto un "mejor conocimiento de los asuntos relacionados con la corrupción".

Al acto de Apertura del Año Judicial, que se ha celebrado en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, han asistido distintas autoridades como el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno; la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, y la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, entre otras.

La directora general de Justicia se ha acercado a un grupo de funcionarios que pedían su dimisión a las puertas del TSJA
La directora general de Justicia se ha acercado a un grupo de funcionarios que pedían su dimisión a las puertas del TSJA

Protesta a las puertas del TSJA

Antes de comenzar el acto, a las puertas del TSJA un grupo de funcionarios de la Administración de Justicia ha esperado a la directora general de este área, María Ángeles Júlvez, con una pancarta y una sonora protesta.

Han pedido su dimisión por diferentes asuntos, entre ellos el trabajo que les ha supuesto la implantación del Papel 0 y el pago del complemento a los abogados que prestan sus servicios en asuntos de violencia de género.