Pollo al chilindrón: una deliciosa receta tradicional de Aragón

Hay recetas de siempre, que son garantía de éxito, y una de ellas es el pollo al chilindrón, un plato típico aragonés que es una auténtica delicia

Pollo al Chilindrón
photo_camera Pollo al chilindrón: una deliciosa receta tradicional de Aragón

Aunque el pollo al chilindrón es una receta conocida en toda España, en realidad es uno de los platos más típicos de Aragón. Y, además, es una de esas comidas que lo tiene todo: sencillo de preparar, con ingredientes humildes presentes en cualquier despensa y que, por lo general, gusta a todo el mundo. ¿Qué más se puede pedir?

Si todavía no sabes cómo preparar un buen pollo al chilindrón aragonés, a continuación te lo explicamos paso a paso:

  1. Qué es el pollo al chilindrón aragonés
  2. Receta pollo al chilindrón
  3. Ingredientes
  4. Cómo preparar pollo al chilindrón

QUÉ ES EL POLLO AL CHILINDRÓN ARAGONÉS

El pollo al chilindrón es plato emblemático de Aragón y una auténtica joya de la gastronomía popular española. Este guiso, caracterizado por su sabor profundo y aromático, combina trozos de pollo con una salsa elaborada a base de tomates maduros, pimientos y cebolla. De hecho, lo más sorprendente de este plato tal vez sea su denominación. El nombre "chilindrón" evoca la tradición del juego de cartas homónimo en Aragón, donde el ganador decidía quién pagaba la comida o el "chilindrón".

Todavía menos complicada es su elaboración, ya que la receta de pollo al chilindrón es tan sencilla que incluso se puede dejar listo con antelación para simplemente calentarlo antes de servir. Y, además, aunque el chilindrón encaja especialmente bien con el pollo, los resultados con cordero o conejo también son sorprendentes.

RECETA POLLO AL CHILINDRÓN

¿Listo para preparar pollo al chilindrón? A continuación te guiaremos paso a paso, para que puedas deleitar a tus invitados con este clásico de la gastronomía aragonesa

INGREDIENTES

Aquí tienes una lista de ingredientes para llevar a cabo la receta de pollo al chilindrón:

  • 1 pollo grande, preferiblemente de corral y de buena calidad, cortado en trozos (puedes pedirle al pollero que lo prepare para guisar).
  • 200 gramos de jamón de Teruel o cualquier otro jamón curado de buena calidad.
  • 1 kilogramo de tomates maduros y jugosos, pelados y picados en trozos grandes.
  • 1 cebolla grande, cortada en juliana fina para añadir cuerpo a la salsa. La cebolla se dora lentamente en el aceite de oliva, aportando un plus de sabor al plato.
  • 1 hoja de laurel para aromatizar el guiso y realzar los sabores del resto de ingredientes.
  • 2 pimientos verdes grandes y carnosos, o 4 pimientos pequeños, cortados en tiras gruesas. Los pimientos verdes aportan color, sabor y una textura variada al guiso.
  • 2 dientes de ajo, picados finamente para aportar un aroma y sabor característicos al guiso. El ajo se dora suavemente en el aceite de oliva, liberando sus sabores intensos y complementando los otros ingredientes de la salsa.
  • Aceite de oliva virgen extra, cantidad suficiente para sofreír los ingredientes y darles un delicioso sabor mediterráneo. 
  • 1 vaso de vino blanco seco (aproximadamente 200 ml), de buena calidad para agregar profundidad y aroma
  • Sal marina y pimienta negra recién molida, al gusto, para sazonar y realzar los sabores de todos los ingredientes. La sal y la pimienta se utilizan para ajustar el sabor del guiso y asegurar un equilibrio perfecto de sabores en el plato final.
  • Opcionalmente, puedes agregar una pizca de azúcar si los tomates no están lo suficientemente dulces, y un chorrito de vinagre de vino blanco.

Con esta lista de ingredientes detallada, estarás preparado para comenzar a cocinar un delicioso pollo al chilindrón que te transportará a los sabores auténticos de la cocina aragonesa.

CÓMO PREPARAR EL POLLO AL CHILINDRÓN

Siguiendo estos pasos, podrás disfrutar de un auténtico pollo al chilindrón con todo su sabor y aroma tradicional

Preparación del pollo

  • Trocea el pollo en porciones de tamaño uniforme y retira la piel para reducir el exceso de grasa.
  • En una cazuela grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade el jamón picado. Sofríe el pollo en el mismo aceite junto con el jamón hasta que esté dorado por todos lados, sellando así los jugos para una carne más sabrosa.

Preparación del sofrito

  • Mientras el pollo se dora, aprovecha para picar finamente la cebolla y los ajos.
  • Trocea los tomates y los pimientos, retirándoles las semillas para evitar que la salsa quede aguada.
  • En una sartén aparte, calienta un poco más de aceite y añade la cebolla y los ajos picados. Cuando estén transparentes, agrega los tomates y los pimientos troceados. Cocina a fuego medio, removiendo ocasionalmente, hasta que las verduras estén tiernas y comiencen a desprender su aroma.

Integración de ingredientes

  • Una vez que el pollo esté dorado, agrega el sofrito de verduras a la cazuela con el pollo y el jamón. Mezcla bien para que todos los sabores se integren y complementen entre sí.

Cocción lenta y aromática

  • Tapa la cazuela con una tapadera de cristal para permitir que los sabores se concentren y el pollo se cocine lentamente.
  • Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente media hora, removiendo ocasionalmente. Esto permitirá que el pollo se separe fácilmente del hueso y la salsa se vaya espesando gradualmente.

Toque final y presentación

  • A mitad de la cocción, añade un vaso de vino blanco para darle un toque de sabor adicional y deja que se cocine junto con los demás ingredientes.
  • Una vez que el pollo esté tierno y la salsa haya adquirido la consistencia deseada, sirve directamente en la misma cazuela de barro para una presentación rústica y auténtica.