Bandera de Aragón: origen, elementos y significado

Descubre el origen y significado de la Bandera de Aragón, un símbolo lleno de historia y tradición

bandera-aragon
photo_camera La bandera de Aragón es la tradicional de las cuatro barras rojas horizontales sobre fondo amarillo

​Descubre la fascinante historia de la Bandera de Aragón, un símbolo icónico que encapsula la rica herencia cultural de Aragón.

Desde sus raíces en la Edad Media hasta los colores que la adornan en la actualidad, no hay nada en la bandera que sea casual: cada elemento refleja las luchas, la historia y el espíritu del pueblo aragonés.

  1. ¿Cuál es el origen de la bandera de Aragón?
  2. ¿Qué significan los colores de la bandera de Aragón?
  3. El escudo de la bandera de Aragón
  4. ¿Cuándo se reconoció la bandera actual de Aragón?

¿Cuál es el origen de la bandera de Aragón?

El origen de la bandera de Aragón se remonta al siglo XI y está profundamente enraizado en la historia de la Casa Real de Aragón hasta 1707, antes de convertirse en un símbolo territorial con la formación de la Corona de Aragón en el siglo XIII.

Una de las teorías más populares sobre las icónicas barras rojas de la bandera sugiere un origen militar: los soldados aragoneses, que inicialmente usaban escudos redondos de madera, comenzaron a reforzarlos con tiras metálicas paralelas. Estas tiras fueron pintadas de rojo y, según esta versión, inspiraron el diseño de la bandera.

Este relato, aunque ampliamente reconocido, es objeto de debate entre historiadores y podría ser más legendario que histórico.

El fondo oro de la bandera podría derivar del enfeudamiento del rey aragonés Sancho con el Papa, quien solía conceder el campo dorado a sus vasallos. Este detalle simboliza la relación feudal y la protección bajo el Papado.

Las barras rojas y amarillas, conocidas como las "barras de Aragón", también representan la Señal Real de Aragón, y han sido adoptadas a lo largo de los siglos por diversas casas nobiliarias, villas y regiones bajo la influencia aragonesa, llegando a verse en áreas como el Levante, Cataluña, Baleares, los Pirineos y partes de Francia e Italia.

La bandera como se conoce hoy fue formalmente adoptada por el Pleno de la Diputación de Zaragoza en 1977 durante la Transición española, aunque solo se usó con ese diseño por un año.

La versión actual de la bandera también incluye la Cruz de San Jorge, en conmemoración del santo patrón de Aragón, cuya festividad se celebra el 23 de abril, marcando el Día de Aragón. Esta cruz añade un elemento religioso y cultural al emblema histórico de las barras de Aragón.

¿Qué significan los colores de la bandera de Aragón?

Los colores de la bandera aragonesa, compuesta por franjas horizontales rojas y amarillas, llevan un significado profundo que se entrelaza con la historia de la región y sus batallas.

El rojo simboliza la sangre derramada por los soldados aragoneses en numerosas batallas a lo largo de la historia. Este color también remite a los escudos utilizados en la guerra, que eran originalmente de madera y reforzados con tiras metálicas pintadas de rojo para mayor protección y durabilidad.

El amarillo, o tono oro, representa el campo dorado, un honor que el Papa otorgaba a sus vasallos. En el caso específico de Aragón, se refiere al enfeudamiento del rey aragonés Sancho, lo que destaca la relación especial entre el reino de Aragón y el Papado.

Estos colores no solo reflejan la rica historia militar y feudal de Aragón, sino que también están vinculados a la Señal Real de Aragón, el escudo de armas de la Corona de Aragón, reforzando así la identidad y la soberanía de la región a lo largo de los siglos.

La presencia del escudo en la bandera de Aragón la distingue de otras banderas similares, como la de Cataluña, añadiendo un elemento de autoridad y herencia regia.

El escudo de la bandera de Aragón

El escudo de la bandera de Aragón está profundamente arraigado en la historia del Reino de Aragón, un reino que comenzó a formarse en la era de Carlomagno a lo largo de las riberas del río que lleva su nombre.

La región, que inicialmente comprendía los valles de Hecho y Canfranc, era conocida como Río Aragón y estaba bajo la influencia del Imperio Carolingio, administrada inicialmente por Aznar Galíndez y posteriormente por el primer Conde de Aragón, Areoulus, de origen franco.

El control franco sobre el territorio persistió, aunque Aragón comenzó a desarrollar vínculos más estrechos con el Reino de Pamplona, fundado en 824.

El reino de Aragón propiamente dicho se estableció en 1035 tras la unión de los condados de Ribagorza y Sobrarbe, marcando el inicio de su expansión y consolidación como una potencia significativa dentro de la península ibérica.

Este crecimiento culminó en una unión dinástica cuando Fernando de Aragón se casó con Isabel de Castilla, dando lugar a la formación de un imperio bajo los Reyes Católicos que jugaría un papel crucial en la historia mundial debido a sus extensos territorios y su influencia.

El escudo de Aragón refleja este legado histórico a través de sus símbolos: las famosas "barras de Aragón", o franjas rojas y doradas, que han llegado a simbolizar la autoridad y el estado aragonés desde la Edad Media hasta la actualidad.

Estos colores y el diseño del escudo representan no solo la soberanía y la independencia del antiguo reino sino también su papel como un actor central en la historia de España y de Europa.

¿Cuándo se reconoció la bandera actual de Aragón?

La bandera actual de Aragón, con su distintivo diseño de barras (también conocidas como bastones o palos), ha sido un emblema histórico desde la época medieval. Se empezó a utilizar documentalmente en el reinado de Alfonso II, especialmente notorio desde 1177, cuando el monarca aragonés participó en la campaña de Cuenca junto al rey de Castilla.

Originalmente, esta bandera simbolizaba la monarquía aragonesa y se extendió por todos los territorios bajo su dominio desde la segunda mitad del siglo XII.

Aunque la bandera data de tiempos antiguos, con menciones que se remontan al siglo XI, no fue hasta el 16 de abril de 1984 que se formalizó legalmente su uso. La Ley 2/1984 reglamentó oficialmente la bandera y el escudo de Aragón como símbolos de la comunidad autónoma, reconociéndose como representativos de la tradición de los Reyes de Aragón y de la soberanía de la Corona aragonesa.

Este reconocimiento legal consolidó la bandera y el escudo no solo como símbolos de la monarquía pasada sino como emblemas actuales de la Comunidad Autónoma de Aragón.